20100121004101-junglacristal.jpg

Yippee-kay-ay. Con el grito más famoso del cine de acción, volvemos a una saga llena de explosiones, montaje por doquier y gente a porrillo.

Como se podría sospechar, el primer elemento es el terrorismo. Hagamos memoria: una célula militar rebelde tomaba el aeropuerto de Dulles, Wahsington, en plena operación salida de las vacaciones de navidad (

... (... continúa)