Desde que en 1917 se instaurase en Rusia la Revolución Soviética –aplicación a cargo de Lenin de las ideas del marxismo y del materialismo histórico de Marx- se trastocó todo el sistema político, socioeconómico y cultural dentro de la futura URSS.  Por supuesto, también veremos grandes cambios en el mundo del cine que enlazaría con las vanguardias.

Un primer título muy significativo fue Aelita, reina de Marte (1924), que basándose en una novela de Alexei Tolstoi,   centra a un ingeniero de Moscú llamado Los (Nikolai Tsereteli) que insatisfecho con su vida en la Tierra, busca en otros mundos una  hermosa mujer, Aelita. Al final llegará a Marte, acompañado de un alegre soldado del Ejército Rojo, Gusev (Nikolai Batalov) que quiere llevar la revolución a ese planeta. De hecho, se trata de una película que serviría para relacionar a los futuros marcianos con los “rojos”, sentando las bases del imaginario de la ciencia-ficción de los cincuenta.

Pero donde realmente revolucionó el cine soviético fue en el montaje. Uno de los representantes de la revolución, Dizga Vértov, aplicó el montaje cinematográfico con un sentido marxista. Rodó una sinfonía urbana en la que iba combinando los principios del cine según el materialismo histórico y los del movimiento vanguardistas a través de composiciones angulares y movimientos acelerados. El hombre de la cámara, el título emblemático de su filmografía,  sin  embargo, no fue más que una muesca dentro de la gran maquinaria de lo que aún debería llegar. Hablamos de Sergei Eisenstein.  Con este gran cineasta vanguardista, se dio un giro copernicano en el sentido del montaje cinematográfico. 

Nos quedaría citar a un tercer realizador soviético muy destacado, Dovzhenko

Arsenal, de Alexander Dovzhenko es una obra maestra. En un momento de la película, la población permanece callada ante el eco de la música de guerra aún sonando en el recuerdo, en otra secuencia un soldado enloquece con el gas de la risa cuando encuentra a un alemán muerto, medio enterrado y riéndose.

Presentamos con este breve texto el reportaje que hemos dedicado a esta vanguardia cinematográfica soviética. 

                                  

                          

Te puede interesar, también:

Los años 20. Hollywood y las vanguardias.