20140907144243-20140831023611-richard-attenborough.jpg

Homenajeamos a uno de los nombres de mayor prestigio del cine británico, el inglés Richard Attemborough fue un gran actor, productor y director, fallecido este agosto de 2014. Su padre, Frederick Attenborough dirigió la University College, de Leicester, donde Richard y sus dos hermanos se formaron; el mayor, David fue un célebre naturalista. Interpretó a personajes memorables, recordados por cinéfilos de todo el mundo, como su John Hammond (Parque Jurásico, Steven Spielberg), Lew Moran en El vuelo del Fénix (Robert Aldrich1965), John Reginald Christie en El estrangulador de Rillington Place (Richard Fleischer), uno de los “diez negritos”, de la adaptación de la novela de Agatha Christie, a cargo de Peter Collins, o ese Roger Bartlett, apodado en la “Gran X”, en La Gran Evasión (John Sturges), la historia de la mayor fuga militar de todos los tiempos (que yo sepa).

- La idea que centenares de efectivos tendrán que dejar el frente para quedar aquí, persiguiéndonos.

- ¿Cómo?

- Logrando que se fuguen más hombres de todos los campos de concentración que de todos los campos juntos. No van a ser dos o tres, sino doscientos o trescientos, desperdigados por Alemania.

- ¿Crees que es posible?

- Tenemos aquí quienes pueden hacerlo, los monos han puesto en este campo a todos los artistas de la evasión.

Hace poco dimos el últimos adiós a uno de sus compañeros en este fuga, James Garner y ahora hacemos lo propio con uno de esos muchos actores ingleses de su generación, que debutó en el cine tras unos inicios sobre las tablas del teatro, en un film de propaganda bélica “Sangre, sudor y lágrimas” (David Lean) antes de especializarse en un tipo de personaje que acompañaría parte de su carrera: el de asesino adulador, pero inquietante, en un contexto de drama urbano. De hecho, este rol fue el que le dio una de sus mayores alegrías con su mejor interpretación: el que cierra su filmografía como actor protagonista el psicópata de El estrangulador de Rillington Place (Rillington Place, de Richard Fleischer). En realidad, Richard Attemborough fue uno de esos actores secundarios que han dado lustre a la profesión, sobresaliendo algunos personajes muy recordados por los cinéfilos como el ya citado Roger Bartlet o el del John Hammond, cuyo anhelo por conseguir la interacción entre dinosaurios y el ser humano, despertaba su obsesión por construir el parque Jurásico, en la taquillera Jurasic Park (Steven Spielberg). Curiosamente, la película le rescataba como actor pues Attemborough no actuaba desde 1979 en Human Factor.

-¡Bienvenidos a Jurasic Park!

Como realizador, Attemborought ganó celebridad y prestigio, llegando a ser uno de los grandes veterano tras las cámaras, que alcanzaban la edad de los noventa años. Fue un director interesado por las recreaciones históricas, debutando con un musical antimilitarista “¡Oh, pero que guerra más bonita!”, para continuar con un biopic sobre Winston Churchill y el sobresaliente film bélico Un puente lejano.

-El plan es muy sencillo, llegar en avión durante 500 km a 35000 hombres y lanzarlos tras las líneas enemigas.

                     escena1_thumb                         

El veterano actor y cineasta británico Richard Attemborought nos trae un gran clásico del cine bélico de todos los tiempos, Un puente lejano (A Bridge Too Far). Refleja una de las operaciones militares más arriesgadas de la Segunda Guerra Mundial y quizás la mayor d errota aliada de todo el conflicto. Preveía enviar a 35.000 paracaidistas aerotrasportados, a 500 km de distancia desde las bases aliadas en el Reino Unido, y dejarlos caer 100 km detrás de las líneas enemigas, creado así una "alfombra de tropas aerotransportadas". La incursión fue conocida como Operación Market Garden.

-Market es el elemento aéreo y Garden, el de tierra, o sea, nosotros.

Entonces, se interesó por temas de conflictos e injusticias sociales, como el del apartheid en Sudáfrica, uno de los títulos clásicos de la temática: Grita libertad. Película centrada en una de las personalidades más importantes que defendieron la conciencia negra en Sudáfrica, Steve Biko, interpretado por Denzel Washintong. Sin embargo su película más destacada es Gandhi, sobre dMahatma Gandhi, figura central del movimiento de independencia indio y defensor de la no violencia.

Nos ha dejado Attemborough, quién nos ha dejado recuerdos memorables; ahora ocupa el Olimpo del cine junto a los otros grandes que ya nos ha dejado aunque nunca olvidaremos sus películas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                        

                   

 

Richard Attenborough (1923-2014) en Días de cine