20120930034734-u2-sunday-bloody-sunday.jpg

No hay rincón en el globo que no haya sufrido la lacra del terrorismo ni cinematografía que no haya incidido en este tipo de conflictos con mayor o menor interés. Recordamos el 11S y las guerras que dirigió George Bush en Afganistán e Irak, el conflicto sin fin que árabes e israelíes mantienen durante décadas en el Próximo Oriente o la que nos debería preocuparnos más de ETA, con algunas sobresalientes producciones como la de Jaime Rosales (Tiro en la cabeza). El terror al servicio de una ideología ha marcado Europa y la cinematografía del Viejo Continente. La Alemania de los años 70 vivió la lucha de la Baader-Meinhof (RAF, Facción del Ejército Rojo, Uli Edel), Italia quedó marcada por la mafia, las figuras de Aldo Moro y Giullio Andreotti o las llamadas Brigadas Rojas (Buenos días, noche, Marco Bellocchio). Pero es el IRA, el grupo terrorista que pedía la Independencia de Irlanda, el más cinematográfico de todos estos conflictos. El cine británico ha dedicado al IRA una extensa filmografíaa con algunos títulos muy significativos. De hecho, aportó su granito de arena para la reconciliación del conflicto en Irlanda del Norte.

                                  requiem por los que van a dormi

En Requiem por los que van a morir, Mike Hodge trató el complejo mundo de Martin Fallon -interpretado por Mickey Rouney- un antiguo terrorista que en plena crisis de conciencia, era ayudado por un sacerdote para encontrar la paz interior. 

 -¡Así es cómo surge el fascismo! ¿Qué opina, ahora, de la legislación británica?

-No es terrorismo.

-¿Qué es entonces?

-¡Es política!

También de ficción fue la película que Ken Loach dedicó a esta temática, "Agenda oculta"; como La hija de Ryan, en la que David Lean hacía referencias al conflicto irlandés-inglés, demostrando que el conflicto venía de lejos.

-Utilizaban cañones como los del frente contra los alemanes. 

Sin embargo, el séptimo arte se ha destacado sobre todo por las películas centradas en sucesos reales. Así fue Bloody Sunday, rodado casi en el formato de un docudrama por el cineasta británico Paul Greengrass, con la trágica manifestación, duramente reprimida por el ejército inglés. 

-¿De verdad le gustaría matar a civiles inocentes?

-Está muy claro que los paracaidistas fueron atacados y respondieron al fuego.

                                    Michael_Collins-671801910-large

También estaba basado en hechos reales, el biopic de unos de los míticos líderes del IRA, Michael Collins, interpretado emotivamente por Liam Neeson. Podríamos concluír este pequeño repaso con las más grandes producciones sobre este conflicto, las dedicadas por el director irlandés Jim Sheridam, junto con su actor fetiche Daniel Day-Lewis. Nos referimos a The boxer, pero sobre todo a En el nombre del padre. Nos acercaba a la historia trágica de una familia irlandesa, acusada erróneamente de un atentado y de pertenencia al IRA. Los amigos y familiares del personaje interpratado por Day-Lewis fueron detenidos, encarcelados y sometidos a un duro interrogatorio, pero fue su padre quien murió en la cárcel, sin poder limpiar su buen nombre. Como señaló el propio Sheridam, "el caso real de los cuatro inocentes encarcelados me sirvió para hablar de las relaciones teñidas de paternalismo entre Gran Bretaña e Irlanda".

-Soy un hombre inocente, me he pasado 15 años en la cárcel por algo que no cometí. Vi morir a mi padre, por algo que no cometió. 

                                    

pete-Postlethwaite

                               the boxer