20100205000958-ratatuille.jpg

El Sueño Americano ha sido desde siempre una de las metas a lograr en una sociedad en donde el individualismo y el triunfo acabaron por marcar a fuego a todo un país. Por ello, superar obstáculos y alcanzar metas cada vez más inalcanzables, que estuvieran sólo al alcance de unos pocos, se fue convirtiendo en el modo de vida de toda una comunidad. Por esta razón, es habitual que la superación personal sea parte de los argumentos del cine americano; al fin y al cabo el éxito del séptimo arte está en evadirnos de las dificultades cotidianas.

- Desde que nací quería ser uno de ellos, puede resultar un sueño extraño, sobre todo para una rata.

Comprobar cómo nuestros protagonistas superan sus dificultades después de una larga batalla, anima a pensar que todo no está perdido, y en el caso de Hollywood lo ha tratado desde todos los géneros posibles, desde el drama, la comedia, el subgénero deportivo y la animación. En este sentido, hay célebres ejemplos entre las últimas propuestas, una rata que sueña con ser un maestro cocinero, en Ratatuille, o un oso panda obsesionado con las artes marciales (Kunfu panda):

- Un auténtico guerrero nunca abandona, confía en su ejemplo.

Enfretándose con entusiasmo a los vapuleos económicos, sentimentales e incluso físicos, es casi siempre interesante desde el punto de vista vital. Conmovido por el sufrimiento, el tema de los bailarines ha estado presente en este tipo de películas, como sucedía en Fama (Alan Parker), o en Billy Elliot (Stephen Aldrich), en cuyo filme un chico de clase proletaria buscaba su autosatisfacción en el mundo del ballet, en plena Inglaterra sumida en la crisis de la Era Tatcher.

- Busca el punto en esa maldita pared e intenta concentrarte en él, luego da la vuelta y regresa otra vez a ese punto.

Muchas veces el esfuerzo de los personajes viene a reforzar la batalla desde muchos aspectos de su vida. Por ejemplo, hemos visto a cineastas luchar contra los elementos y la industria (como Ed Wood, Tin Burtom). Pero también es interesante la lucha contra los prejuicios, en Quiero ser como David Beckham. Una chica hace todo lo posible por triunfar en el fútbol, pero encuentra el escollo en su conservadora familia, al tratarse de una joven hindú instalada en Gran Bretaña.

- Debe estar muy orgullosa de su hija.

- Esa niña no debía corretear enseñando las piernas desnudas.

Por eso sea precisamente el mundo del boxeo en donde el instinto de superación esté mejor reflejado; ya aparecía en la saga de Rocky y en un centenar de títulos, mientras que otros célebres boxeadores descubrían que los golpes más duros los recibía fuera del ring, como Mohammed Ali en Ali.

- No son el enemigo, ni los comunistas, ni los chinos, ni los japoneses. Soys vosotros, los que me privais de la igualdad, queréis que vaya a luchar por vosotros. Pero mis enemigos están en América.

Otras veces la lucha es por salir de las calles y buscar una vida mejor, con algún tipo de deporte como telón de fondo, como el billar en El buscavidas (Robert Rossem).

- Soy tu mejor adversario, Gordo, el mejor de todos.

Pero si por algo se ha sentido atraído el séptimo arte son por aquellos ciudadanos anónimos que lograron levantar su propia revolución después de verse noqueado por la vida o el sistema. Derribar a una poderosa firma de abogados sin saber de leyes, para defender a personas sin recursos, fue la hazaña de Erin Brochovich, llevada al celuloide por Steven Sorderberg.

- ¿Qué cómo lo conseguí? Salí ahí fuera e hice favores sexuales. 634 mamadas en cinco días… estoy agotada.

Lo mejor del Sueño Americano es la creencia en los Estados Unidos, en la ideas de libertad, justicia y democracia, presentes en la Constitución Americana, pero es difícil de hablar de democracia cuando los resortes del país por un sistema económico depredador. Este es el mensaje de Michael Moore en Capitalismo: una historia de amor. Su mensaje es incontestable: el capitalismo nos está destrozando, y su envoltorio, entretenido.

Otro caso de superación, fuera de contextos sociales, es el de los enfermos y minusválidos, en cuyas temáticas lo que está en juego es el reconocimiento ante la sociedad (como en el caso de Mi pie izquierdo, basada en la vida del escritor irlandés Christy Brown, quien tenía parálisis cerebral) y volver al estado normal.

- Cruzas el cordón y ya está hecho el nudo.

- ¿Dónde has aprendido a hacer eso?

- Me lo enseñastes tu.

El personaje que interpreta Harrison Ford, en A propósito de Henry, sufría una dura recuperación después de la minusvalía que le produce el disparo de un atracador. Esta temática frecuente en la cinematografía se centra en el reconocimiento de la propia condición que continúa con la superación personal. Por eso, está conquista se suele centrar en el contexto de los veteranos de guerra que vuelven del frente con alguna tara física. Si las dos guerras mundiales dejaron tras de sí reconocibles testimonios en este sentido, con el explícito filme de Johnny cogió su fúsil (Dalton Trumbo), para la primera de estas, y Hombres (Fred Zinneman), para la segunda:

- ¿Qué voy a hacer yo? ¿Volver a la Universidad por una beca de atletismo?

Fue la Guerra de Vietnam la que incidió en este aspecto, con dos visiones diferentes en el cine que podrían servir como ejemplos, por un lado, Nacido el cuatro de julio (Oliver Stone) y Forrest Gump (Robert Zemneckis), que juega con la fantasía.

- Enhorabuena, ¿Qué le gustaría decir a la nación?

- Que tengo que hacer pis.

En esta ocasión, no dejó de ser parte de un mensaje optimista que incita a la tranquilidad y acepta las cosas tal y como son:

- La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar.

Desde el punto de vista del filme de Oliver Stone, la minusvalía es parte de esa luchador los derechos sociales contra los poderosos.

- Me llamo Ron Kovic, soy veterano del Vietnam, y he venido para decir que esta guerra es un error.

Las películas sobre la superación personal varían sustancialmente según el contexto en que se sitúa. Aunque no pocas veces se encuentran al borde de la autodestrucción, la batalla por salir adelante ha sido muy atractiva a la hora de triunfar en taquilla, por ser algo que el espectador comprende y agradece.