Facebook Twitter Google +1     Admin

El Imperio del Sol. La pérdida de la inocencia de Spielberg.

por Gonzalo Gala el 06/02/2018 17:51, en Steven Spielberg

Resultado de imagen de imperio del sol

Después de la fantasía escapista de “Indiana Jones y el templo maldito”, Steven Spielberg se aventuró en el territorio del drama, con trasfondo histórico, en sus dos siguientes películas, “El color púrpura” y “El Imperio del Sol”. Pero mientras la primera citada fue un rotundo éxito comercial, “Imperio del Sol” funcionó mal en taquilla, al menos en comparación con sus anteriores películas. Quizás no logró encontrar al espectador porque se trataba de uno de sus trabajos más sombríos. Pero 20 años después de su estreno, puede ser visto como una intrigante combinación de las tendencias de Spielberg: la anterior infantil, espectacular y escapista, y la línea de un director, más maduro, con la que buscaría hacerse hueco también en el cine de prestigio.

A pesar del enorme éxito de títulos como “Tiburón” o “Encuentros en la tercera fase”, el director de Ohio estaba lejos de la condición de cineasta de prestigio. De ahí que Steven Spielberg decidiese filmar algunas películas que le dieran ese impulso, e incluso pensando en la posibilidad de lograr algún Oscar.

Basada en una novela de JG Ballard, que se inspiró en sus propias experiencias en la Segunda Guerra Mundial, el “Imperio del Sol” se ambienta en 1941 y se centra en Jim Graham (Christian Bale), un niño inglés que vive con sus padres en Shanghai, una familia rica que lleva una vida lujosa. Cuando los japoneses lo invaden, Jim es separado de su madre y su padre (Emily Richard y Rupert Frazer), y termina viviendo solo en su casa abandonada y vagando por las calles de Shanghai. Pronto se cae con Basie (John Malkovich) y Frank (Joe Pantoliano), dos estadounidenses escondidos en Shanghai y bienes de trueque para sobrevivir. Finalmente, los tres de ellos son capturados por los japoneses y terminan en un campo de internamiento, donde permanecerán por un número de años. Mientras Basie y sus compinches estadounidenses planean un escape, y los prisioneros británicos soportar su situación con dignidad tranquila, Jim se lanza con entusiasmo en su nueva vida, el tratamiento del campamento y la gente en él como sustituto de su hogar perdido y ausente de la familia.

Resultado de imagen de imperio del sol


El film podría ser analizado desde diversas perspectivas: la vinculación con David Lean y las influencias de ese cine con mayúsculas en la película; el rodaje en España y otros mil asuntos más. Pero hemos optado por dirigir la crónica hacia un tema en concreto.

La pérdida de la inocencia.

A diferencia de anteriores películas de Spielberg, esta es menos una celebración de las maravillas de la niñez y más un lamento por la pérdida de la inocencia. Jim es un niño que no quiere crecer, porque hacerlo significaría tener que reconocer las cosas terribles que le están sucedido, a él, pero sobre todo a la ciudad de Shanguai, en el momento en que fue ocupada por los japoneses.

Después de una breve introducción narrada, uno de las primeros detalles que vemos es un plano cenital de ataúdes flotantes en el agua, que un barco surca y empuja a un lado (por cierto, esto, junto con las secuencias de las personas que huyen desesperadamente de Shanghai, anticiparía tanto los cadáveres flotando agua abajo como la multitud de ciudadanos desplazados en “La guerra de los mundos”). Vemos entonces un primer plano de una bandera japonesa ondeando violentamente en el viento, detrás de la cual se revela Shanghai, un plano que anticipa a los acontecimientos posteriores en la película.

Resultado de imagen de imperio del sol

-¡El P51, el Cadillac del cielo!

Uno de esos detalles que Spielberg pretende destacar viene al final de la película. Una secuencia rodada en planos-secuencia y americano, en la que se ametralla y bombardea la pista japonesa al lado del campo de internamiento. Como atacan, Jim se encuentra en el techo de un edificio, como un espectador excitable al ver una secuencia de acción emocionante, distinguiéndose entre su visión romántica de la guerra y la dura realidad. La visión de un niño por un conflicto, un juego de guerra con aviones de tamaño natural y un campo de prisioneros convertido en su  parque de juegos.

“El imperio del sol” no es tan gráfica como los mundos infernales de “La lista de Schindler” y “Salvar al soldado Ryan”, pero Spielberg no endulza los horrores de la guerra. Rueda gran parte de la película desde la perspectiva de Jim, el niño, y nos muestra no sólo lo que ve su personaje, sino también cómo lo ve. En la secuencia, en la que Jim regresa a su casa vacía después de la invasión de Shanghai (otra virtuosa secuencia, libre de diálogo), entra en la habitación de su madre y ve una huella desnuda sobre el polvo de talco que cubre el suelo. Por un momento, Jim está feliz de ver este detalle que le recuerda a su madre, pero se sacude rápidamente de su ensueño cuando descubre otras huellas y marcas que aluden a signos de lucha. Es un ejemplo de cómo obtiene una sensación vívida de la violencia, y su efecto sobre él.

Jim podría servir de alter ego del espectador, pero también de Ballard y del propio Spielberg. Tanto Jim y Spielberg (en el momento de esta película) podrían verse como unos jóvenes talentosos y privilegiados (combinando ingenuidad infantil con la experiencia de los adultos). Pero, al igual que le sucede a Jim, nunca podría regresar a su infancia más inocente. Spielberg, para bien o para mal, nunca regresará a los placeres ligeros, inocentes y entretenidos de “Indiana Jones en busca del arca perdida” o de “Encuentros en la tercera fase”. Como última instancia, “El imperio del sol” es una de las películas más sombrías que Spielberg ha hecho sobre la infancia (o más exactamente,  sobre la transición de un niño sin preocupaciones a un adulto responsable), y como tal es una película clave en el crecimiento y desarrollo de su carrera.

Resultado de imagen de imperio del sol

gravatar.comAutor: max cherry

Una película extraordinaria, mi favorita de este gran director.

Fecha: 09/08/2018 23:00.


gravatar.comAutor: Gonzalo gala

Estoy de acuerdo, una grandísima película. Gracias por la visita

Fecha: 10/08/2018 04:50.


Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog