Resultado de imagen de loving película

Precedida de algunas de las mejores revelaciones del cine independiente, llega el último trabajo del director norteamericano Jeff Nichols. Podríamos pensar que el título “Loving” (amando) sea un juego de palabras, pero lo cierto es que se trata del apellido de una familia real, que protagonizó un suceso tan impactante en su momento como para dar su salto al cine.  Una  historia basada en hechos reales, la de Mildred y Richard, una pareja interracial que desafió a la sociedad de Virginia, en la década de 1960.

En esta película, Nichols reestructura el cine de derechos sociales en cuanto no trata sobre batallas o luchas de sus protagonistas en pos de la justicia, para narrarlo desde la intimidad de un matrimonio. La pareja se casó en uno de los estados del norte del país, donde la unión interracial estaba legalizada, pero se marcharon al sur, en busca de nuevas oportunidades y empezar una vida. Para su sorpresa, en Virginia, donde se instalaron, el amor entre un hombre blanco y una mujer negra, era considerado antinatural y por tanto, prohibido. Estamos ante una emotiva y tierna historia real, cuyo caso fue llevado a la Corte Suprema, en donde se consideró la condena –por el matrimonio interracial- inconstitucional, sentando jurisprudencia.

El reparto.

Resultado de imagen de loving película

Joel Edgerton y  Ruth Negga encabezan el reparto y están soberbios en sus personajes, Richard Loving, Mildred Loving, quienes representan a un matrimonio interracial que sufren el rechazo del Estado de Virginia, en los cercanos años sesenta, es decir, sumergidos aún en un definido racismo.  Joel Edgerton es un actor australiano conocido por su papel en la serie The secret of life os us, mientras que en el cine le hemos visto Exodus o El gran Gastby, y sobre todo en El regalo, que también dirigió y escribió. Ruth Negga es una actriz etíope, presente en títulos como “Desayuno en Plutón”, “Guerra Mundial Z” o “Warcraft: el origen”.

Entre los actores secundarios, habría que destacar a Michael Shannon, el actor fetiche de Nichols en sus anteriores películas.

Una genuina visión del género “americana”.

Nacido en Arkansas, uno de esos Estados del Sur que tardaría décadas en erradicar este conflicto racial, el cine de Jef Nichols se caracteriza por no alejarse de este territorio geográfico de los Estados Unidos. De esta forma reinventa un género tan genuino como el cine “americana”, la mejor expresión estadounidense.  Estuvo representado por directores  clásicos como  John Ford o Henry King, o contemporáneos como David Lych (Una historia diferente) o Paul Thomas Anderson (Pozos de ambición), pero también lo encontramos en la literatura (John Steimback), la música (el folk, el country, o en figuras como Bill Frisller) y la pintura (Edward Hopper).

Por centrarnos en la filmografía de Nichols, “Take Shelter” era mucho más que una combinación de género “americana” y fantasía, sobre premoniciones apocalípticas. “Take shelter” (Resguardarse) era cine de catástrofes con un sabor indie, una película que basculaba entre la realidad, entendida como tal, y lo que cada uno de nosotros podemos entender como real, esa que viene marcada por nuestros miedos o deseos.

-Tengo sueños, siempre empiezan como una tormenta.

 

Un hombre normal, con una familia normal, empezará a sentir sueños o premociones sobre una inminente tormenta, por lo que le surge un deseo de proteger a su familia, más allá de lo que parece razonable. Pero ese presentimiento, que le aparece en forma de visiones, le llevará a la obsesión y, por último, a poner en riesgo aquello que con tanto interés quería proteger.

“Mud” (Barro), tenía como referencia ese paso de la adolescencia a la madurez, con un sentido de la aventura y de la pérdida, sin recurrir a las convenciones genéricas de este tipo de películas. El film recurría a la literatura (Mark Twain), pero también a un lugar geográfico: Arkansas, Illinois, el Mississippi. Así comprobamos cómo el cine de Jeff Nichols se sitúa en esa franja geográfica de los Estados del Sur, más conservadores y en donde el problema racial se hace más evidente. El aspecto central que se vincula con su último trabajo.

-Quizás perdamos las batallas más pequeñas, pero ganaremos, al final la guerra.

Resultado de imagen de loving película

En “Loving” la causa que abandera esta pareja se hace desde la más estricta intimidad. Es una familia sencilla, propia de esa América Profunda, que lleva a cabo una vida sencilla, sin estridencias de ningún tipo. De ahí que la lucha que llevan no esté representada por procesos judiciales, manifestaciones, tribunales o la justicia más esencial. Pero eso no quita que, desde la perspectiva de sus personajes, no sientan profundamente todo el proceso que se estaba produciendo en torno a ellos. A su pesar.

-La he comprado, la media hectárea entera, voy a hacerte una casa.

Con cinco películas en su haber, y a falta de conocer su  último trabajo “Midnight Special”, el cineasta norteamericano se ha ganado el derecho a ser seguido con especial atención.  Seguramente la película no gane ningún Oscar, no esté entre los títulos que gocen de ese privilegio que otorga la Academia y por eso, quizás pase algo desapercibida por el público. Es curioso como el cine de mi comarca “Odeón”, situado en el Campo de Gibraltar, el único superviviente de su género, haya optado por programar “Figuras ocultas” en vez de esta pequeña maravilla –dentro de la categoría de cine social con ambiente afroamericano-, pero su apuesta por la sencillez, por construir personajes a la altura de las expectativas de una película, que las cumple de sobra, es merecedora de todos nuestros halagos.