Resultado de imagen de room movie

Hay películas que nos han llamado más la atención que otras, grandes sorpresas y aciertos, pero también inmensas decepciones, aunque sea difícil de situar en el mismo espectro de títulos, los dramas o el cine de género, la comedia o el género bélico. He aquí mi personal top eight de aquellos films que me ha hecho emocionar en pantalla.

“La habitación” (Room,  Lenny Abrahamson), una sórdida película capaz de crear un microcosmos en torno a una madre y su hijo, protagonistas de una historia que a muchos les recordarán al suceso del llamado “monstruo de Amstetten”, el austriaco que violó a su hija y la mantuvo cautiva durante más de veinte años.

Al frente de la película, el irlandés Lenny Abrahamson que sorprendió hace dos años con esa maravillosa rareza que fue “Frank” (2014), film -inédito en salas- que se atrevía a colocar a Michael Fassbender bajo una gigante máscara de cartón.

-¿Qué hemos venido a hacer en este país? Cuando dejamos atrás nuestras familias, nuestro país, las casas de nuestros padres.

“La bruja”, un film de terror, alejado de los convencionalismos, una ópera prima de Robert Eggers, de tendencia indie. Con una producción modesta, apenas rodada en 25 días, el debutante nos  sitúa en Nueva Inglaterra, en el año 1630. Un granjero y su familia se deciden instalar en un inhóspito bosque; de forma que nos adentramos en el mundo colonial del siglo XVII, en cuyo contexto existiría todo un brote de puritanismo que marcará sus vidas y sus miedos. Lo que permite al diretor echar mano de un folclore propio del tiempo histórico que describe en imágenes, junto con el aspecto sexual que estos personajes despiertan en los espectadores, con una primera referencia: las brujas de Salem.

Resultado de imagen de la bruja pelicula

Este año, también nos ha gustado mucho “Carol”,  una propuesta que obliga a plantear, por enésima vez, esa impertinencia por poner cotos a las pasiones, vengan de donde vengan. Reconozcámoslo, la transexualidad y el lesbianismo siguen siendo los dos grandes tabúes de nuestra sociedad occidental –por supuestos temas prohibidos en otras culturas-. Desde estos parámetros, nos encontramos con una esta  película valiente, surgida de la adaptación –atípica- de un relato de Patricia Highmish. Lo dirige Todd Haynes, especializado en dramas con conflictos amorosos, de fondo, y está protagonizada por Cate Blanchett y Roonie Mara. “Carol” es un film que se sostiene en las miradas y en los pequeños gestos, en una turbación que apenas necesita de grandes aspavientos.

Una película española se cuela en lo más destacado de 2016, “Tarde para la ira”, la mejor ópera prima de los últimos años, parece haberse reservado a un actor con gran carisma y proyección en nuestra cinematografía como es Raúl Arévalo. Y lo hace desde terrenos que conoce sobradamente desde la interpretación, de ahí que parezca moverse como pez en el agua, tras las cámaras. Un hombre (Eduard Fernández), recién salido de la cárcel, descubrirá que le aún le queda una cuenta pendiente, esta vez con el personaje que interpreta Antonio de la Torre.

“Historia de una pasión”, es un biopic de la poetisa norteamericana Emily Dickinson, alejado de los cánones comerciales, a cargo del singular cineasta británico: Terence Davies. Davies es un auténtico espíritu libre dentro de tanta modernidad impostada, capaz de sacar lo mejor de una actriz como Cintia Nixon, en un personaje alejado del interpretado en “Sexo en Nueva York”. También de Davies son sus impresionantes transiciones temporales, como los que aparecen en esta película.

-Mientras los demás arrebatan vidas, yo las salvaré, será mi forma de servir en esta guerra.

Encontramos un film bélico entre lo mejor de este año, el regreso de un gran cineasta-actor como Mel Gibson, con “Hasta el último hombre”. Estamos ante un peculiar héroe, un soldado que en vez de matar, ejerce su servicio a la patria, salvando vidas. Basada en una historia real, su protagonista se enfrentó al ejército de los Estados Unido, superó un consejo de guerra y, finalmente, consiguió que le enviaran a la sangrienta batalla de Okinawa, donde realizó una actuación ejemplar y heroica, sin usar un arma en ningún momento, y que luego sería recordada por todos, gracias a las 75 vidas que logró salvar. A causa de ello, sería el primer objetor de conciencia en ser laureado con la Medalla de Honor del Congreso.

                    

Una de ciencia-ficción: “La llegada” (Dennis Villenueve). Un impactante thriller, sobre un primer contacto con los extraterrestres. Un film con voluntad intelectual, aunque envuelta en los fastos de un Hollywood más o menos espectacular, en donde destacaría las atmósferas visuales y sonoras características del director. Se trata de un envoltorio muy atractivo para una premisa de lo más sencilla, con una espectacular interpretación de Amy Adams.

Cerramos nuestra valoración personal de lo mejor de este año 2016 con  “Elle”, una fascinante provocación en el regreso de Paul Verhoeven. Le echábamos de menos y la verdad es que nos ha maravillado esa historia, avalada por la Palma de Oro en el festival de Cannes, sobre la violación de una mujer, interpretada magistralmente por la francesa Isabelle Hupper.

-Tengo algo que contaros, quería decíroslo de una forma natural, pero no he encontrado la manera. Me han agredido, en mi casa, me parece que me han violado.

Lo curioso de la película será la actitud del personaje protagonista quién, tras la violación, no actuará como Hollywood suele mostrarnos este tipo de argumentos, de hecho, podría tratarse incluso de una “comedia” sobre el abuso sexual. En vez de la esperada venganza, Paul Verhoeven propone una historia en donde su personaje de Michelle, sentirá una atracción por el violador.