Resultado de imagen de gregory peck matar a un ruiseñor

Pocos actores podrían vanagloriarse de haber trabajado con tantos directores célebres, como Gregory Peck, el actor que recordamos por cumplirse el cien aniversario de su nacimiento. Estuvo a las órdenes de Jacques Tournert en su primera película y lo dirigió Alfred Hithcock en dos ocasiones: El proceso Paradine y Recuerda; Raoul Walhs contó con el actor en su aventura marina: El mundo en sus manos o fue el capitán Ahab  en Mody Dick (John Huston). Duelo al Sol, Vacaciones en Roma, Horizontes de grandeza, Matar a un ruiseñor o Los cañones de Navarone son otras de las películas en la que tuvo a bien, participar.

Eldrid Gregory Peck nació el 5 de abril de 1916 en La Jolla (California), a los cinco años sus padres se divorciaron y él quedó al cuidado de su abuela quien le inculcó su pasión por el cine. Tras una temporada en la Academia Militar y en la Facultad de Medicina, decidió volcarse en su pasión, trasladándose a Nueva York a los 23 años con todo el patrimonio que contaba, en sus bolsillos, 130 dólares y la ayuda de una beca.  En 1942 debutó en Broadway y dos años más tarde, en el cine, estrenándose con dos películas  Días de gloria  (Jacques Tournert) y La llave del reino (John M. Stalh), que le valió su primera nominación al Oscar.

Tras el Oscar. 

Gregory Peck optó a la estatuilla en otras cuatro ocasiones más, aunque sólo la consiguió en Matar un ruiseñor.

En “La barrera invisible” (Elia Kazan, 1947) su personaje es el de un escritor que sufría las consecuencias del antisemitismo, pues para documentarse para escribir el libro suplanta la identidad de un judío. Entre el rodaje hubo tensiones entre actor y director, que quedó muy descontento con la interpretación de Gregory Peck. Los dos, de hecho, no volverían a trabajar juntos nunca más, a pesar de que logró el Oscar a la Mejor Película.  

Vacaciones en Roma.

Su personaje Joe Bradley, era un periodista que se enamoraba de una princesa joven y caprichosa, en Vacaciones en Roma. La película iba a ser dirigida por Frank Capra, pero al final recayó el proyecto en William Wyler que puso como condiciones que se rodase en la misma Roma y sin decorados artificiales, exigencias que provocaron recortes en el presupuesto. Como consecuencia, se rodaría en blanco y negro y se necesitaría contratar a una actriz desconocida; desconocida, entonces, porque Audrie Herburt destacaría como una de las grandes estrellas de Hollywood. Eso sí, a William Wyler no le gustó nada y fue tarea de Gregory Peck convencer al director para que se incorporase en el reparto. Otra cosa fue que el propio Gregory Peck tampoco fue la primera opción. Hubo un actor que renunció al personaje después de haberse leído el guión: Cary Grant. De hecho, Gregory Peck llegó a bromear con la idea de que cuando él aceptaba un papel, lo habría rechazado previamente Cary Grant.

Resultado de imagen de gregory peck vacaciones en roma

Héroe americano.

A pesar de que sus limitados recursos interpretativos, un temperamento escénico y su atractivo físico, unido a un gran carisma, propiciaron que le fueran ofrecidos papeles del héroe anónimo americano. Es decir, personajes que aunque no pasaron a la Historia, influyeron en la sociedad gracias a una conducta intachable. Sería el perfecto ejemplo, el abogado de Matar a un ruiseñor. 

A Gregory Peck también le ofrecieron personajes que lidiaban con el entorno hosco e inhóspito del Salvaje Oeste. Hablamos de películas como El pistolero (Henry King) u Horizontes de grandeza (William Wyler), donde interpretado a un pacífico y culto capitán de navío, retirado, que se las verá con algunos violentos rancheros, entre ellos el mismísimo Charlton Heston. Esta película, además, supuso la ruptura de la amistad con el director –desde los tiempos de Vacaciones en Roma- porque le prometió rodar un thriller para Gregory Peck –género no demasiado apreciado por William Wyler- que al final no llegó a realizar.

Resultado de imagen de gregory peck characters

‘Duelo al sol’ (1946)

Pero Gregory Peck también podía ser rudo y pasional, como lo demostró en la famosísima película Duelo al Sol (King Vidor). Dos hermanos estaban enfrentados por unas tierras pero también por el amor de una mujer. Ella era Jennifer Jones, a la postre pareja del productor, David O. Selznick; ellos, Joseph Cotten, el correcto Jesse, y Gregoy Peck, como el fiero cowboy Lewton.

Tampoco podríamos olvidar uno de sus grandes participaciones, dentro del género del terror, a través de "La profecía" (Richard Donner, 1976).

Resultado de imagen de gregory peck la profecía

Apunte final.

En su última interpretación para la gran pantalla, estuvo a las órdenes de Martin Scorsese en El cabo del miedo, 1993, un thriller angustioso, remake de El cabo del terror (J. Lee Thompson, 1962).  En esta, precisamente, Gregory Peck era el abogado criminalista que sufría la venganza de un ex convicto al que había defendido, Robert Mitchum. En esta versión de Scorsese, Peck vuelve a ser letrado, pero esta vez contratado por el personaje del abogado (Nick Nolte).