Facebook Twitter Google +1     Admin

Tres colores: Blanco. La igualdad según Kieslowski.

por Gonzalo Gala el 23/07/2015 20:22, en Cine europeo

20150723202224-01-trois-couleurs-blanc-miramax.jpg

Tres colores: blanco es la segunda parte de la Trilogía que Krzysztof Kieslowski dedicó a la bandera francesa, país en donde residía el cineasta polaco. Considerado como sucesor de  Andrei Tarkovski por su valor estético y lírico de su cine, impregnó estas tres películas del espíritu de la Revolución Francesa en un momento en que se celebraba su centenario. Aspectos abstractos como la libertad, la igualdad y la fraternidad aparecían en pantalla a través de tres historias intimistas en donde la calidad humana de sus personajes, cobraban más importancia que sus tramas. Sucedía lo mismo que con Decálogo, también escrita en colaboración con Krzysztof Piesiewicz, diez películas basadas cada una de ellas en  los Diez Mandamientos; usando, para la ocasión, el simbolismo de los colores azul, blanco y rojo. Juliette Binoche, en "Azul", tiene la libertad, después de  sufrir la pérdida de su marido y su hijo, para empezar la vida de nuevo. Zbigniew Zamachowski, en "Blanco", está enamorado de su bella esposa (Julie Delpy) pero una serie de problemas le obligarán a marcharse de París. De vuelta a casa en Polonia, planeará enriquecerse y vengarse de su ex esposa. Valentín y un juez retirado en "Rojo" tendrán la fraternidad con el fin de superar las barreras de tiempo y de género, ya que ambos tienen la imaginación para apreciar lo que podría haber sido.

El cine de Krzysztof Kieslowski proporciona una interesante clave.  Sus películas tratan por lo general sobre el destino, a través de las opciones que le van surgiendo a  sus personajes, cómo llegaron a la situación que viven en cada historia, y los estrechos vínculos que hicieron o perdieron, entre tanto. Kieslowski celebra las elecciones hechas y deshechas. En una secuencia en "La doble vida de Verónica" (1991), si el personaje principal hubiera mirado por la ventana del autobús un segundo antes, ella podría haberse vislumbrado a sí misma en la plaza de la ciudad.

También existen muchas repeticiones en las obras de Kieslowski. En la Trilogía encontramos referencias de sus películas (las breves apariciones de Dominique y Karol, personajes de “Blanco”, en “Azul”; constantes alusiones cromáticas; etc…), así como un elemento que se repite, y no sólo en la Trilogía, la presencia de una anciana que va a arrojar una botella en el contenedor del vidrio.  

Tras esta breve presentación, dejamos el análisis audiocomentado de la película Tres colores: blanco.

                               

                                   

                        

             

gravatar.comAutor: Ruso blanco

Genial la trilogía de.este cineasta polaco.

Fecha: 26/09/2017 01:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog