20131214232525-cine-webitagoras-estreno-quien-mato-a-bambi-400x264.jpg

¿Quién mató a Bambi? la última película del sevillano Santi Amadeo, nos traslada a una comedia de enredo, bastante gamberra, pero también alejada de toda lógica, porque la película es una divertida sucesión de situaciones surrealistas, narradas con un buen pulso narrativo.

-¿Por qué dejas de hablar como si secuestraras a millonarios cada semana?

¿Quién mató a Bambi?, con ninguna relación con el personaje creado por Disney, dicho sea de paso, es una versión a la española del film mexicano Matando cabos, una comedia negra, que Amodeo se encarga de adaptarla a nuestra situación. “Quería hacer una película sin un mensaje, cuyo objetivo es que estuviera bien rodada y que divirtiera al espectador. Hacer una película más al estilo de los Cohen, más comedia americana, coger las cosas útiles del original –desde mi punto de vista- y hacerlo como si no existiese lo anterior”.

-Me pasas a la señora, ahora, o el señor va a dejar de existir. ¿Me entiendes?

En esta ocasión, en ¿Quién mató a Bambi? su cuarto trabajo como director, traslada su particular mirada a su primera comedia auténticamente comercial; la historia de un secuestro disparatado: “Todo en lo que pasa en la película es una locura, pero se ha logrado unos personajes con mucha verdad y un punto friki, como la aparición de Iniesta”. Una película, rodada en Sevilla, sobre dos jóvenes que intentan llevar a su jefe, sano y salvo, de vuelta a casa, mientras que los empleados de una pizzería deciden planear su secuestro.

-Pero, ¿qué haces estás loco? ¿Por qué se te ocurre, dispararle?

-No le he disparado, se me ha ido el tiro.

-¿Lo que se te ha ido es la cabeza, Edu, la cabeza!

-¡Mi nombre, mi nombre! ¡Deja de llamarme por mi nombre!

-Señor… no se asuste, ha sido un accidente tonto.

-Pero no le pidáis perdón que le estamos secuestrando, no le estamos invitando a comer un antipasto. ¡Coño!

-Venga, Edu.

-Y deja de decir mi nombre de una puta vez.

Santi Amodeo y Alberto Rodríguez colaboraron en El traje, película dirigida por el segundo, pero escrita por ambos. Un film sobre la inmigración a través de un joven que busca un traje nuevo que le permite una vida mejor a la que vive. Esto viene a cuento porque ¿Quién mató a Bambi? Tiene un partida similar al de la película citada, a través de un traje de ejecutivo que pondría fin la vida gris de alguien que viste un mono de obrero. En esta ocasión el traje es el culpable de una serie de confusiones. Dos empleados llevan el cuerpo amoratado de su jefe, de un lado a otro, mientras que otros dos secuestran al padre de uno de ellos, creyendo que es el jefe en cuestión.

Volver a los inicios.

“Mi primera película era Factor Pilgrim que es una comedia y si se mira, esta es del mismo palo. Una comedia disparatada, una premisa algo loca y coral. Es cómo volver a mis inicios”. Santi Amodeo ha hecho tres películas –cuatro, contando con el debut junto con Alberto Rodríguez- y se ha establecido en la industria como un cineasta inclasificable, cuyo cine  -en tierra de nadie- se basa en un humor absurdo que nace de situación dramática o cotidiana. En este sentido, reconocemos en primer lugar, El factor Pilgrim, co-dirigida junto a Rodríguez, como  la primera incursión en el largometraje de Santi Amodeo, una comedia coral y fresco, con el personaje de Francisco (Alex O’Dogherty), un español en Gran Bretaña, que seguirá la pista de un tal David Pilgrim, un músico aficionado demasiado interesado por los Beatles.

-Creo que en la ciudad pollo, pasado un tiempo, todos pierden la capacidad de elección, la voluntad deja de existir.

                                                 

Después continuó en solitario con Astronauta y Cabeza de perro. Dos interesantes propuestas de un cine de autor, a cargo de quién seguramente sea el cineasta más particular de nuestra tierra, tanto en su forma como en su estética. En la primera, Nacho Novo es un solitario que se está desenganchando de la heroína, que un día conoce a una quinceañera (Teresa Hurtado) dispuesta a reencontrarse con un hermano al que no ve desde hace años.

-Soy como un astronauta a quién le han dejado en la Luna con ropa, comida, una casa y una televisión.

Hasta llegar a la historia protagonizada por Juan José Ballesta, Cabeza de perro.

-¿Qué sabes hacer?

-Todo.

-¿No me digas?, entonces eres un genio.