20121104125003-the-others-cap.jpg

Los otros arranca presentándonos a una mujer que se despierta angustiada.  Grace (Nicole Kidman) vive encerrada en una mansión victoriana a causa de la alergia que sufren sus dos hijos pequeños, cuando la guerra la deja sola, tras la marcha de su marido al frente, junto a tres criados que se presentan en la casa. Tras el éxito cosechado por "Abre los ojos", Alejandro Amenábar se pone al frente de un film de terror, producido por Tom Cruise y los hermanos Weisenstein. 

 Se trata de una película de fantasmas, pero completamente original. Decía Stanley Kubrick, "Cualquier historia de fantasma es inherentemente un consuelo porque te muestra una vida después de la muerte".  El cine los mostrado desde todos los puntos de vista posibles  e incluso no ha escatimado a mostrar los tópicos, como hace Amenábar: "¿Fantasmas? ¿Por qué no van con sábanas y cadenas?".

 los otros 2
 Sus apariciones fantasmales recuerdan a uno de los títulos clave del cine de terror: ‘Suspense’ (Jack Clayton) adaptación de la famosa novela de Henry James "Otra vuelta de tuerca". Pero, detrás de Los otros, hay una historia trágica que iremos descubriendo junto a Grace y los demás habitantes de la casa. El director, incorpora a la historia una extraña melancolía, casi existencial, que comparte con algunas películas del cine de terror español (Darkness, El orfanato), encontrando similitudes de decorados y atrezzo. Una película de plástica sugerente en la que no se exageran texturas ni los ambientes, pero llena de ruidos extraños, susurros, el crepitar de la madera, puertas que se cierran solas. La atmósfera se consigue gracias al claroscuro, logrado por el prestigioso director de fotografía: Javier Aguirresarobe: “Jugamos con luces graduales, fluorescentes, para simular la luz de la vela y la escasa claridad que entra en las estancias donde están los niños”.

Los otros es puro cine de terror, aunque no recurre a elementos gores o exageradas puestas de escenas. Pero evidentemente conoce los códigos del género y presenta una estructura típica de estos filmes. Parte de una situación cotidiana que se dirige paulatinamente hacia una presencia amenazadora. En esto cobra importancia tema de la casa encantada, ese espacio cotidiano que se vuelve cada vez más aterrador e inhóspito.  

La historia se desarrolla en una enorme mansión en la isla inglesa de Jersey, en el Canal de la Mancha, al final de la II Guerra Mundial. La idea del asilamiento es una de las principales referencias al terror en la película, con una mansión victoriana (en realidad es el Palacio de los Hornillos, en Las Fraguas, Cantabria) con la presencia de la niebla. Nadie entra en esa casa, a excepción de los criados, y nadie sale de ella, salvo en una breve secuencia en la que Grace se encuentra con su marido, una entidad que resulta de lo más extraña. 

De hecho, el aislamiento es parte de la historia: Los niños sufren una extraña enfermedad: no pueden recibir directamente la luz del día. El encierro parece ser consecuencia de la necesidad de proteger a sus dos hijos de la grave alergia a la luz que sufren, al mismo tiempo que se ufana al revelar aspectos como la orgullosa afirmación de su resistencia contra la ocupación nazi.

En Los otros encontramos un maridaje entre feminidad y locura, propio de la novela gótica más tradicional. Al fin y al cabo es un cuento de horror gótico, con aire y factura clásica, que consigue crear una atmósfera inquietante.  

02.los otros (1)

amenabar

los-otros-1