20121021193908-1430561-looper-cabecera.jpg

Los viajes en el tiempo recorrieron los argumentos de dos grandes propuestas en el pasado festival de Sitges 2012, clausurado hace apenas una semana. Una de ella es "Safety not guarented", cuyo director Colin Trevorrow comentaba el interés de los viajes temporales en su cine de género: "Los viajes a través del tiempo me obsesionan. En esta ocasión, me sirve de excusa pra hablar de los problemas que experiementan las protagonistas. Siempre he pensado en la gente que vuelve en el tiempo para resolver los errores del pasado". La película comienza con unos personajes que buscan el periódico y encuentras algo que seguramente no aparecerá en ninguna otra página de anuncios: "Busco a alguien para viajar en el tiempo conmigo. Esto no es broma. Se te pagará cuando hayamos regresado. Trae tus propias armas. La seguridad no está garantizada". 

La otra propuesta es la esperadísima Looper, protagonizada por Bruce Willis y Joseph Gordon-Levitt. Dirigida por Rian Johnson (ganador del premio al mejor director debutante en Sitges por Brick) causó un gran impacto entre críticos y espectadores. Pero si la anterior se acercaba a la ciencia-ficción con espíritu de cine indie, en esta ocasión es todo un blockbuster que ya algunos consiederan "el fenómeno Matrix del nuevo siglo" o "el Regreso al futuro de los nuevos tiempos" (Angel Sala).

-Soy uno de los muchos de los asesinos especializados, llamados loopers, eliminamos a gente del futuro.

En Looper, la película que clausuró el citado festival de Sitges, la historia nos lleva a la ciudad de Kansas, en un futuro inmediato, con unos "loopers", unos sicarios encargados de eliminar  a unos objetivos encomendados desde Shanguay. En este sentido, los viajes temporales son empleados por el crimen organizado para librarse de ese individuos molestos. John es enviado al pasado para ser eliminado,  pero consigue escapar y su propósito es acabar con el joven que unas décadas más tarde se convertirá en un peligroso jefe de  los "iluminados".  Una parte de la historia muy afín a la saga de Terminator (James Cameron), como lo indicó el propio director. "Cuando trabajas con viajes en el tiempo tienes la sensación de estar domando a un animal, pero intentas que sea sencillo, que esté al servicio de la historia y no al revvés. Por eso cuando la escribí me fijé en películas como Terminator, que utiliza el viaje en el tiempo de forma muy sencilla para determinar una situación y luego el viaje del tiempo se quita del medio y deja a los personajes que  vivan en la nueva situación".

Es también un film con una postura original en la que se concede más atención a las paradojas morales y da menos importancia a las escenas de acción (que las tiene), en donde hay guiños a la realidad más inmediata (se sublima en el argumento el cada vez mayor papel de China en el mundo, y las diferencias abismales que existen entre el campo y la ciudad), pero sobre todo es una película que nos habla de las paradojas humanas dentro de las temporales. Al fin y cabo es un impactante thriller futurista con una premisa moral en su argumento: El protagonista es una asesino a sueldo y una de sus víctimas es el mismo. Bruce Willis y Jospeh Gordon Lewitt interpretan al mismo personaje, pero con diferente edad, que se ve atrapado en una gran paradoja, tener que matar a su yo del futuro para evitar que le maten sus jefes en el presente.  

-Nada de esto me concierne.

-¡Te va a pasar!

-Te ha pasado a ti, no tiene por qué pasarme a mí.

"Para mí un villano que comete fechorías porque está loco no es muy interesante, pero uno que está arrinconado y debe tomar una elección moral porque le han arrebatado o le amenazan a lo que ama y elige una opción errónea, es lo que realmente espero encontrar. En realidad no hay malvados absolutos en Looper, hasta puedes sentir simpatía por el mítico esbirro, porque puedes entender cómo es. Para mí eso es lo más interesante cuando puedes tener una gama de grises en todos los personajes".

             Looper

             looper-movie-image-rian-johnson-joseph-gordon-levitt-set-photo_650