20120806005644-blade-runner-1.jpg

                                

                               

Blade Runner, obra cumbre de Ridley Scott y uno de los pilares de la ciencia-ficción, es una adapatación libre y mainstream de un relato de Phillip K. Dick. En vida, su autor fue un escritor poco reconocido, salvo por los propios compañeros de profesión, dedicado a un género literario que gozaba de poco prestigio. Si eso le sumamos, la escasísima repercusión que tuvieron sus obras en latitudes tan meridionales como la nuestra, se entiende la revolución que supuso la película de Ridley Scott. 

                  brunner_dvd2

El origen se encuentra en "¿Sueñan los adroides con ovejas eléctricas?", un relato que remite a un escenario posterior a una Tercera Guerra Mundial amenazado por unos androides rebelados por su condición de esclavos. Protagonizada por un policía nihilista que aceptaba la misión de aniquilarlos con la condición de que le sustituyeran sus ovejas eléctricas por uno de los animales supervivientes del cataclismo. Este planteamiento entre el cine negro y la ciencia-ficción, es un mestizaje característico de muchas producciones del género con elementos phillipkdianos, como Gattaca o Dark city. 

Eso sí, hay interesantes diferencias entre la novela y la película; por ejemplo en la figura de los replicantes. Con Dick huían de las colonias por la vida de esclavos que llevaban allí, sin el interés por hablar con su creador; mientras que en la versión de Scott, toman conciencia como humanos, no aceptan morir. En la película, se muestran tan humanos que llegan incluso al romance, debido sobre todo al carácter mainstream del film.

                    bladerunner

                    bladerunner-still5-lg

Otro punto de inflexión del filme de Ridley Scott es la estética, sobre todo la de esta ciudad, para lo cual, contaron con el diseñador Syd Mead. La ciudad de Los Ángeles, que aparece en Blade Runner, es una fusión urbanística entre el popular barrio de Shinjuku, en Tokio, y el futurismo ideado por David Snyder, Lawrence G. Paul y Syd Mead, hasta tal punto que los cinéfilos pueden reconocer en estas edificaciones curiosas semejanzas. Varios edificios son conocidas naves espaciales en vertical (La Estrella Oscura de la película homónima de John Carpenter, El Halcón Milenario de Las Guerras de las Galaxias), la comisaría está inspirada en Encuentros en la Tercera Fase, el piso en que vive Deckard recuerda a la famosa Casa de Ennis del arquitecto Frank Lloyd Wright y el edificio Bradbury, en el que sucede la pelea final entre Deckard y Batty, era un conocido escenario de la serie Dimensión desconocida.

                   ennis-house-2

La película es también referencia del ciberpunk, como integración con la tecnología, en un mundo dominado por los paisajes de neón cromo y decadencia terminal, en donde la genética, la robótica y la tecnología lo controlan todo. Esto aparece sobre todo en el test de Voigh-Kampf, la herramienta para cazar "pellejudos", similar a otras máquinas que el escritor solía describir en sus historias. E igualmente encontramos en Blade Runner temáticas recurrentes de K. Dick: el tema de la memoria (los implantes de recuerdos de los replicantes), la presencia de un capitalismo salvaje (los paneles publicitarios y la Corporación Tyrell) o  la búsqueda de la identidad y la esencia del ser humano, con el gran ejemplo del Nexus 6 (un pletórico Ruther Hauver), haciendo realidad esa idea de que los androides terminan siendo más humanos que los propios humanos. 

-Tu fuiste formado lo más perfectamente posible.

-Pero no para durar.

-La luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo.

Tanto la película como el autor, Phillip K. Dick, se conviertieron en referencias obligadas  como vemos en las puestas al día de algunas de sus obras y la revisión de otras, como la de Blade Runner, que cumple treinta años.  

               bladerunner-01-0707-de

                    12807826_N46

              los ángeles blade runner