20120805001147-botetmedeiros.jpg

Nos encontramos con el actor Javier Botet en el escenario de lujo del rodaje de Y la muerte lo seguía, un corto que combina el western y el horror, dirigido por Ángel Gómez y producido por el autor de estas líneas. Botet, conocido por sus caracterizaciones dando vida a diversas criaturas, se dio a conocer sobre todo gracias a su personaje de la Niña de Medeiros de la saga [Rec] (Jaume Balagueró y Paco Plaza). 

Antes de nada, agradecer el haberme concedido esta entrevista.... Y en primer lugar, destacar tu impresionante currículum al trabajar junto a  Paco Plaza, Jean Jacques Annaud,  Alex de la Iglesia o Guillermo del Toro. Trabajar para ellos, ¿qué experiencia te ha traído para ti?

 Toda la que tengo, porque he adquirido mis dotes y mis capacidades de una forma autodidacta viendo cine pero luego empiezas a trabajar por casualidades, por deseos y buscándolo, pero de golpe te ves ante una productora seria, con gente que entiende bastante más que tú y empiezas a observar, a absorver conocimientos, tanto detrás como delante de las cámaras. Todo esto es un poso de experiencia que apoya ese dicho de que "más sabe el diablo por viejo que por sabio"; sólo lo apoya, no lo corrobora al 100%. Me han aportado muchos conocimientos, cosas que ni si quiera podía plantear que existían, pero es cómo la vida, más te vale pillar lo bueno. 

Tus personajes están detro del término de "criaturas", con la Niña de Medeiros como la más conocida y una referencia dentro de Rec. Sin embargo, es un personaje que no se termina de comprender del todo,  por ejemplo, explicar su origen. ¿Qué significa para ti, tu importante participación en la saga?

En la historia se toca su origen muy vagamente, pero lo suficiente como para introducir en el espectador en un pasado muy truculento, en una criatura que se ha gestado tras muchos años de transformación, de experimentos, tanto científicos como espirituales. Por dar una explicación. En la película es verdad que tanto los espectadores como yo, quisieramos ver un poco el origen, ese primer encuentro con la posesión, lo que motivó que el Vaticando se interesara tanto por su caso, originando esta puesta al día del género de zombies. Pero también es un personaje que te permite crear tu propio miedo, a partir del subconsciente. De momento hemos llegado hasta Rec 3, seguramente Rec 4 caiga en breve. Rec 3 lo dirigió en solitario Paco Plaza, mientras que aprovechaba Jaume Balagueró para hacer Mientras dormías, y supongo que en Rec 4 tomará el testigo mientras que la productora exija una continuación.


 Acabas de iniciar tu aventura en Hollywood con nada menos que Guillermo del Toro, ¿nos podrías comentar algo?

En Toronto estuvimos rodando la película "Mamá", producida por Guillermo del Toro, pero por cláusulas del contrato me impiden contar nada del argumento. Pero sí te puedo contar que tuve un primer contacto con el cine de Hollywood con "Quarentaine", aunque no fue posible, pero ahora sí ha habido una película muy seria con un reparto impresionante, con la francesa Jessica Chasstain o el actor Nikolaj Coster-Waldau conocido por la serie "Juego de Tronos". De hecho el proyecto, sin estar completamente acabado tiene una factura y unas calidades que están levantando muchas expentativas y con muchas ganas de que en Navidad se estrene. A ver si esto determina un punto de inflexión para que Estados Unidos, vea mi trabajo, en dónde existe una industria de ciencia-ficción y terror, infinitamente superior a la que hay aquí en España. 

¿Crees que con el cine de género hay que ir a Hollywood?

Aquí hay un quiero, un intento,  pero no lo digo, porque poder, podemos. No sé lo que termina de fallar. Supongo que la causa es la que hace fallar todos los géneros aquí en España, se hace poco cine, pero no se logra las grandes calidades de Hollywood.

Últimamente se logra un cine de terror interesante en nuestro país, con El orfanato, Los otros o la saga Rec. ¿Cómo ves la situación del cine de terror hecho en España?

Sí, es verdad, pero destacan poquísimas producciones. Cuando recopilé antiguas películas, comprobé que se hizo muy buen cine, pero el problema es que la industria no permite hacer cosas más grandes, más cuidadas. Se convierte en una industria en la que los profesionales no consiguen el respeto que se merecen, junto al amiguismo y el desorden que es más fácil cuando no hay una infraestructura cinematográfica a la que respetar. La industria de Estados Unidos es inalcanzable, pero aquí si no hay una mano mucho más rígida, esto es el coño de la Bernarda. Pero talento hay. Lo que hay que saber es ordenar un poco la industria. Y lo que sucede es que hay un problema actual, similar al de la inmobiliaria, el de la burbuja cinematográfica, con unos especuladores que han hecho con el cine lo mismo que con los edificios. Al fin y al cabo, hay que asumir lo que tenemos y disfrutarlo, dejando de pensar en la industria y de pedir favores. No hay que pedir que vayamos a las salas, nos tienen que convencer para que esto funcione. Últimamente sí ha habido un concreto subidón de este tipo de cine en España y creo que con fé y con constancia, podemos lograr que España comience a ser más respetada en estos géneros porque hay mucho talento.

                      pertenecemos a la muerte

Nos encontramos en el rodaje de un cortometraje de Ángel Gómez, con quien ya trabajastes en el anterior corto Pertenecemos a la muerte, una versión moderna de Frankenstein. En esta ocasión en un western de horror, titulado Y la muerte lo seguía. ¿Por qué te has interesado por este joven realizador?

Realmente, mientras no haya un trabajo gordo con el que sobrevivir, en mi tiempo libre, suelo aceptar casi cualquier proyecto que me mantenga entretenido. Me gusta el cine y también apoyar a los jóvenes promesas para que puedan hacerse un hueco en esta profesión. Así es cómo sucedió con el rodaje de Pertenecemos a la muerte y con este equipo de rodaje mantuve un feeling muy importante, con Ángel hijo, con Ángel padre, con Dani de efectos especiales, en general todo el equipo me hicieron sentirme como en casa. Y eso lo agradezco en este tipo de proyectos. En concreto con "Y la muerte lo seguía", quise participar en un western recordando ese deseo infantil de disfrazarse de vaquero un rato. Me encanta el cine de Sergio Leone y otras películas clásicas. Y cómo tenía por terminar el corto, le dije que sí a un personaje que no tenía mucho trabajo, como un cameito muy breve, pero me lo paso todos los días aquí con la pistola, el sombrero y los amigos. 

                           581964_3279230273777_505073192_n

¿Qué proyectos tienes en el futuro?

Como todos los actores, mucho y nada. Últimamente nada en lo que estoy seguro si no está rodado y pagado; así que te podría hablar de muchas cosas que se han caído y otras que seguramente se caigan. Por ejemplo, Darren Arenofski prepara ahora Noa. Con esta experiencia en Canadá he conocido a gente de la Universal, a representantes canadienses y de Hollywood, surgiendo un interés por parte del director, que permitió que me llegara el guión de su próxima película. Se trata de una versión fantástica del mito de Noé que va a protagonizar Rusell Crowe, con un personaje que se ajustaba a mi físico a través de técnicas digitales. Al parecer, estuvo viendo mi material Arenosfki, pero no he obtenido aún ninguna respuesta. Lo que me ilusiona es existir la posibilidad de jugar en esas ligas. Me apetece hacer todo tipo de cosas en todo tipo de sitios, pero es verdad que es en la industria de Hollywood donde más interesaría trabajar. E incluso no rechazo el autoproducir algunos proyectos personales como el de dirigir una especie de Four rooms, con tres compañeros. Se trata de cuatro historias que mantienen una misma línea argumental esperando un evento que finalice todo. Será una historia muy sucia, muy políticamente incorrecta, pero considero que pueda estar muy chula.