20150610005430-ran-1985-02-g.jpg

Ran, literalmente maldad o caos, es el vigésimo séptimo trabajo de Akira Kurosawa al que se dedicó diez años para poder realizar una película llena de detalles sobre la decadencia de unos reinos del Japón feudal, adaptación de la célebre obra de Shakespeare, El rey Lear.

El envejecido del Señor Hidetora decide repartir sus territorios entre sus tres hijos, en vez de las tres hijas del original de Shakespeare e influido por los dos hermanos mayores, destierra al menor por decir la verdad. Poco a poco, empezaremos a sentir el Ran, el caos del título, con el enfrentamiento de sus hijos, una destrucción de los lazos de deber que una vez unía un hermano a su hermano, un hijo a su padre, un samurái a su señor. 

El argumento de Ran es la historia de Hidetora, aunque en el fondo se trate de una asimilación del Rey Lear al mundo feudal japonés. La interpretación de Tatsuya Nakadai es magistral, con un patetismo gracias también a un maquillaje que recuerda al teatro . Junto a este personaje encontramos otras grandes adiciones de Kurosawa como Lady Kaede, inspirado ligeramente en Goremil de Shakespeare, y sobre todo Kioyami, el peculiar “tonto”, una versión benigna de Lady Kaede.

Entre las versiones más o menos ortodoxas del clásico de Shakespeare encontramos una desconocida, pero genial, a cargo del soviético Grigori Kozinetvs, una de las diez mejores adaptaciones del bardo isabelino en el cine. Una versión más clásica es la inglés Peter Brook, mientras que una de las más heterodoxas de las que recuerde nos lleva al particular Jean Luc Godard, una adaptación deconstructivista del Rey Lear con un reparto heterogéneo formado por Burgues Meredith, Molly Ridgway, Peter Sellers e incluso Woody Allen. 

Os dejamos este reportaje audiocomentado de la película, animo a conocerlo esperando que guste al lector. Cuenta con importantes spoilers.