20150502000011-media-148-591.jpg

Una bailarina está internada en una institución mental, con una línea argumental que puede recordar a El gabinete del Doctor Galigari. Eso sí la película japonesa supera en algunos aspectos al clásico expresionista de Robert Wienne, e incluso a otros film de la vanguardia europea.

Una página de locura es una película muda, con elementos de drama e incluso del surrealismo, de Teinosuke Kinugasa, actor y director que fue toda una excepción en su país –muy marcado por el cine institucional- por esta película. Una página de locura (Kurutta ippêji)  es una film visualmente innovador que abruma y sorprende.  La suerte de esta película es que estuvo perdida más de cuarenta años antes de que el propio director pudiera encontrar una copia.

Una página de locura está basado en un relato corto de Yasunari Kawabata,  autor de gran prestigio, ganador del Premio Nobel de Literatura, destacando Mil grullas (1952), El maestro de Go (1954), La casa de las bellas durmientes (1961) o Lo bello y lo triste (1964). Su obra ha estado relacionada con el cine, su primera aportación fue como guionista de esta película de 1926, pero el hecho de ganar el preciado galardón hizo que sus historias atrajeran la atención de cineastas, tanto nacionales como internacionales.

La novela corta, La casa de las bellas durmientes (眠れる美女, Nemureru bijo),  fue adaptada al teatro por el dramaturgo estadounidense David Henry Hwang. Inspiró también la novela Memoria de mis putas tristes de Gabriel García Márquez,  y sirvió de inspiración para la película Sleeping Beauty, dirigida por Julia Leigh. La novela contó con tres adaptaciones, una versión japonesa, una alemana e incluso una traslación española, a cargo de Eloy Lozano, con título de Bellas durmientes.

Os dejo un pequeño análisis de la película, espero que os guste.