20150203131309-nightcrawler-principal.jpg

De la mano del debutante Dan Gilroy, hermano de Tony Gilroy, llega otro título destacable; encontrándonos a comienzos de año con algunas películas que, dentro de doce meses formarán parte de las listas de las mejores películas que nos habrá dejado este 2015.  

- Soy una especie de bicho raro, disparo a los que mueren, a los cadáveres. Siempre me ha fascinado su mirada.

El personaje interpretado por Jude Law en Camino a Perdición (Sam Mendes) era un fotógrafo sin catadura moral, a la hora de sacar el mejor provecho de su cámara. La verdad es que el morbo vende.  Lo vemos a todas horas: en televisión, en la prensa, en Internet. La frase: “Si sangra es titular” aparece como un mantra en Nightcrawler que como en otras películas, se denuncia el poder de los medios y la falta de escrúpulos a la hora de triunfar en la guerra de las audiencias.

En la secuencia de apertura, vemos un crimen en progreso, cuando al personaje principal de la película Lou Bloom (Jake Gyllenhaal) lo encontramos en un área industrial restringida, un desguace en la oscuridad de la noche. El ancho de ojos Lou se enfrenta a un guardia de seguridad y finge estar perdido. El espectador descubre pronto el alcance manipulador de Lou, cuando envuelve con saña al guardia en una lucha violenta. Aunque somos testigo de los crímenes de Lou, la cámara bruscamente corta distancia de la escena antes de que termine, dejando el resto a su imaginación.

                                

El hermano de Tony Gilroy, un consolidado guionista, debuta en una película que nos traslada a la noche de una de las ciudades más cinematográficas a través de un personaje sin catadura moral para hacernos una denuncia de la falta de escrúpulos de los reportajes informativos.

-Grabamos noticias de actualidad.

-Quizás, hayas visto las imágenes del robo del coche.

Después de una noche armado con una cámara amateur, negociará la venta del material exclusivo de tiroteos, robos de automóviles y un crimen doméstico, en la estación local de noticias KWLA. Nina Romina (Rene Russo) es la productora en el equipo de noticias KWLA, personaje para quién las preocupaciones éticas no tienen lugar cuando se trata de vender una noticia. Una inquietante musa, cuya relación con Lou nos recuerda a una versión oscura del clásico de Hollywood, El Graduado. En una escena de la película, ella le alienta a perseguir más material gráfico; su personaje se vuelve fríamente hacia él y le dice: "piensa en nuestro noticiero como una mujer gritando corriendo por la calle con su garganta cortada."

Múltiples referencias, una explicación.

Comienza con un plano nocturno en una calle de Los Ángeles en la que podemos ver una pancarta publicitaria totalmente en blanco, esperando su anunciante, para que todas las miradas de los transeúntes terminen posadas en ella. Ese detalle inicial nos hará pensar sobre las formas que un periodista tendrá para sacar la noticia a la luz y así poder luchar, con ventaja, en la batalla de las audiencias. Se presenta como un presunto remedo de aquel personaje de la película de Sidney Lumet, Network, e incluso mantiene similitudes con un clásico del género, El gran carnaval (Billy Wilder). También se nos hace difícil no pensar en Taxi Driver (Martin Scorsese) e incluso en ese otro viaje nocturno, en taxi, por la ciudad de Los Ángeles que fue Collateral (Michael Man). Encontramos múltiples referencias, pero más interesante resultarán las explicaciones, sirviéndonos para la ocasión la película de Martin Scorsese, Taxi Driver.

                        Image and video hosting by TinyPic                                 A lo largo de su carrera, Jake Gyllenhaal se ha destacado por sus personajes torturados, e incluso extraños. Pero en Nightcrawler supera todas las expectativas, con la creación de un personaje inquietante y, a falta de una palabra mejor, espeluznante. Que yo recuerde, Lou Bloom es uno de esos protagonistas inusuales que he visto desde que Robert De Niro interpretase a Travis Bickle en Taxi Driver.

Bickle vivía en la era post-Vietnam una rápida modificación de las normas culturales, incluso viviendo en un año electoral; telón de fondo para las maquinaciones internas más siniestras. Al igual que Bickle, Louis Bloom es tanto un producto de su tiempo como un carácter intemporal. Manierismos peculiares de Bloom y comportamientos delirantes pueden ser atribuidos a una cultura, sobre todo a una en concreto que tiene en la televisión, especialmente la televisión violenta, como en los medios de comunicación, un campo abonado para aquellos espectadores con comportamientos extravagantes.

De hecho, rarezas del comportamiento de Bloom lo encontrábamos en Bickle. Ambos intercambian conversaciones incómodas y poseen unas ideas deformadas sobre la vida o la muerte. En Nightcrawler varios personajes, principalmente Nina (Rene Russo) y Rick (Riz Ahmed, que da una de las más agradables y apreciadas interpretaciones de la película) formulan observaciones sobre la incapacidad para comportarse con normalidad. A medida que la acción avanza vemos cómo Bloom fuerza a Rick en situaciones cada vez más incómodas y eventualmente peligrosas, utilizando el carácter egoísta mientras profesan tener su mejor interés en mente. Es más, no pasa mucho tiempo para que nos demos cuenta de que Bloom siente poca conexión con los que le rodean, lo que le causó a violar las fronteras sociales. Esto es, por supuesto, un sello distintivo de Taxi Driver.

También son dos personajes fruto de una especie de “generación perdida” que les ha tocado vivir. Travis Bickle es fruto de la guerra de Vietnam y, a consecuencia del insomnio que sufre, decide pasar las noches conduciendo un coche, mientras que Lou Bloom surge de la crisis que vivimos; a raíz de no encontrar empleo, se armará con una videocámara para grabar todo aquello morboso que encuentre a la noche, con el fin de vendérselo a una cadena de televisión.

-¡Tienes que grabarlo todo!