20131008235302-sandra-bullock-gravity-pic3d.jpg

El accidente en una estación espacial lo utiliza Alfonso Cuarón para partir de una idea sencilla, para terminar ofreciéndonos una propuesta innovadora, con George Cloony y Sandra Bullock como casi el único reparto. Un espectáculo en el que vemos dos únicos personajes suspendidos en la inmensidad del espacio y la imagen, al fondo, de nuestro planeta Tierra. “Una película muy sencilla y lineal, despojada de narrativa, apostando en el viaje en primera persona, en la cual los personajes expresan sus experiencias emocionales”.

-El cable se ha roto. ¡Me he soltado, me he soltado!

-Agárrate a lo que puedas.

La película está a la altura de grandes obras maestras en el aspecto técnico, pero combina sencillez narrativa con la complejidad visual: “Estábamos en una habitación llena de ordenadores con un programa especial para el film. Un espacio en el que no estaba Sandra Bullock. Se pasaba el día en un cubo de dos metros y medio de largo, rodeada de cámaras y pantallas de LED”.

Quién espere unas aventuras espaciales al uso en Gravity, se llevará una sorpresa.

Las referencias de la película.

-Houston, ¿me reciben? soy la especialista Ryan Stone, me he soltado de la plataforma y voy a la deriva.

Son muchísimas las películas que convierten la paz ingrávida del cosmos en un espacio claustrofóbico. Pero pocas veces alcanzan lo que propone Alfonso Cuarón. Evidentemente, evoca a 2001, una odisea en el Espacio como también a otros títulos como Misión a Marte (Brian de Palma), con una secuencia sobresaliente en la que el astronauta Tim Robbins corta el cordón que le une con uno de sus compañeros.


“Estuve viendo algunas películas espaciales pero por una cuestión técnica, pero no tiene nada que ver con la historia y sus personajes”. De hecho, el argumento de Gravity podría sucederse en cualquier otro entorno, con pocos personajes y un ambiente claustrofóbico o extremo. El propio Cuarón señaló sus referencias que nada o poco tienen que ver con el espacio: “películas con un personaje en una historia muy lineal, con una resonancia casi existencial a partir de la acción”. Encontramos a El diablo sobre ruedas, de Steven Spielberg; El tren del infierno (Andrei Konchalovsky); Un condenado a muerte se escapa (Robert Bresson) y Punto límite cero (Richard C. Safarian).

-Se ha bautizado en la emisora con el nombre de Kowalski en honor del último héroe americano para quien la velocidad, significa libertad de espíritu.

La marca de la casa de Alfonso Cuarón.

Alfonso Cuarón es uno de los grandes cineastas del panorama más actual, con una filmografía interesante aunque algo irregular en donde encontramos una marca de la casa, un recurso muy frecuente en su cine: los planos-secuencias.

Su particular versión del clásico de Dickens Grandes esperanzas contó con su primer plano secuencia siguiendo el baila de Paltrow y Hawke; en Y tu mamá también, acompañamos una charla entre Diego Luna, Gael García Bernal y Maribel Verdú, en un chiringuito; aunque lo mejor lo encontramos en Hijos de los hombres.

-Es tarde, el mundo se ha ido al carajo y sabes ya era tarde antes que pasara lo de la infertilidad.

-Solo iba a contarte un chiste.

                  

                  

La polémica. ¿Una película debe ser necesariamente realista?

Gravity no ha estado ajena a la polémica. Mientras que público y crítica la destaca como una gran película, la comunidad científica ya se ha hecho eco de las numerosas incoherencias y errores que presenta el film de Alfonso Cuarón. El astrofísico Neil deGrasse Tyson, habitual en programas de televisión que abordan asuntos científicos, no ha tenido piedad con la cinta del director mexicano. Dedicó a la producción una veintena de tuits en los que dejaba al descubierto los defectos de la cinta de Cuarón. "Casi todos los satélites orbitan la Tierra de oeste a este, pero la basura espacial representada (en la película) orbitaba de este a oeste" aparece en uno de los tweets. "Cuando Clooney suelta la correa de Bullock, él se aleja volando. En gravedad cero, un solo tirón los llevaría juntos", o "¿Por qué un médico, Bullock, está reparando el telescopio espacial Hubble?".

Polémica aparte, nos quedamos con una película que es puro cine.