Dos años del fallecimiento de Steven Jobs, Ashton Kutcher se mete en la piel de este controvertido personaje para interpretar al fundador de Apple Computer, la conocida empresa de la “manzana mordida” en la última película de Joshua Michael Stern, recordar, director de El último voto.

-¿Una manzana, la fruta?

-La fruta de la creación, Apple, sencillo pero sofisticado y en la guía viene antes que IBM.

Protagoniza el film Ashton Kutcher, quien guarda un increíble parecido con Steve Jobs, conocido actor que parece especializarse por este tipo de personaje, a pesar de que fue todo un reto, interpretar los inicios del fundador de Apple, uno de los hombres más influyentes del siglo XXI. Entre las anécdotas podríamos contar que le costó una pancreatitis, por seguir la estricta dieta de frutas de Steven Jobs.

-Las personas que están lo suficientemente locas por querer cambiar el mundo son los que lo logran.

Y en este sentido, la película no puede arrancar de forma más funcional. Estamos en pleno discurso de Steven Jobs durante la presentación del iPod en 2001, para saltar a los 70,  durante los años de universidad, el espíritu hippie, sus sueños de viajar a la India y sus ganas por hacer algo grande, hasta convertirse en uno de los grandes gurús tecnológicos.

Steven Jobs está entre los casos reales de superación más destacados de las últimas décadas, pero también fue una figura controvertida. Su biografía está llena de tópicos de una vida hecha así mismo: pasó de ser expulsado de su propia empresa a ayudar a fundar los estudios de animación Pixar, para terminar regresando a Apple y auparla a la cumbre. Comentaba el director, Joshua Michael: “Nuestra obligación era contar la historia tal y como sucedió, sin añadirles ninguna especulación”. Por el camino nos encontramos con un personaje tan alabado como odiado marcado por la ambición que le llevó a crear un imperio y a pisotear a todos aquellos que le hacían sombra, incluido su amigo Steve Wozniak (conocido como Woz), el inventor de un prototipo de ordenador Apple.

-Para ti, las personas no son lo más importante, es el producto, y más específicamente el resultado final.

                 

El mundo de la informática ha dado pie a importantes hombres que han interesado a Hollywood que ha puesto su mirada en ellos en más de una ocasión. Lo hizo primero con Bill Gates (el fundador de Microsotf e IBM) en el telefilme “Los piratas de Sillicon Valley” y luego en la muy interesante La red social (Ridley Scott) sobre el creador de Facebook.

-¿Ha tenido dos mil visitas en dos horas?

-Veinte, veinte mil.

Y pronto, llegará la película centrada en el hombre detrás de Wikileaks, Julian Assang, El quinto poder. El actor británico Benedict Cumberbatch (derecha) interpretará a Julian Assange en la película.

Benedict Cumberbatch (derecha) interpretará a Julian Assange en la película. Claves de un biopic de éxito.

Hemos tomado prestado el título de su biografía El hombre que pensaba diferente, a cargo de Karen Blumenhall (en España, fue editada por Alfaguara) para dar un subtítulo al reportaje sobre la película. Y con esta primera idea, vamos a abordar las razones del éxito. Primero se trata de un biopic de un personaje considerado polémico y controvertido, lo que raras veces decepciona. Segundo, se trata de un personaje que logró revolucionar la informática, sector tecnológico que está de moda, también en el cine. Tercero. Jobs aparece ambientada en los años setenta, década ampliamente recordada por el séptimo arte. Y cuarto y último punto. Está protagonizado por un actor que logra una mímesis perfecta del personaje.

Katcher se esforzó en conseguir el mimetismo del personaje que interpreta en la película, pero nadie podrá negar que este actor, casado durante unos años con Demi Moore, parece estar encasillado en el personaje del joven guaperas y pardillo, tanto en American Playboy e incluso en la serie de Dos hombres y medio, incorporado al reparto tras el despido de Charlie Sheen y que podría compartir con Jobs el haberse enriquecido gracias a la informática.

-Hay que frecuentar las mejores fiestas, con las chicas más sexys y sobre todo, las más ricas.