20130214030818-las-ventajas-de-ser-un-marginado.png

-Es el primer día de clase y este año quiero que las cosas sean distintas. 

El escritor Stephen Chbosky se pone tras las cámaras para dirigir a Emma Watson en "Las ventajas de ser un marginado"  (The perks of being a wallflower), la enésima representación de la vida en un instituto americano, dentro de los esquemas preestablecidos. La historia sucede en el último año de curso, hay un poco de alcohol y drogas, algo de rock and roll, el baile de fin curso y un profe de literatura. Todo gira en torno a un chico tímido, un looser que hace buenas migas con estudiantes más mayores que él, hasta encontrar un lugar entre estos "desclasados" de catálogo.

-Bueno, vamos, perdamos la cabeza.  

Dirige Stephen Chbosky el autor del libro homónimo en que se basa la película; una novela que es parte de la literatura recomendada por los instituos como fue Rebelde, en los años noventa. Vale, reconozco que la historia puede estar muy vista: el chaval que pierde a su mejor amigo y que desde entonces se queda solo, que tiene unos hermanos fuera de serie y que es un poco inadpato. Pero creo que está muy bien contada, que es un acierto (y muy arriesgado) que el propio autor haya decidido dirigirla y los actores son solventes y creíbles. Además, la película es bastante honesta como teen budy movie, nada que ver con la controvertida relación profesor-alumno de la francesa La casa, por poner un ejemplo reciente.

"Sigue la mente de tu maestro porque caminar con él, es avanzar", la película de François Ozon nos mostraba el lado oscuro de ese aprendizaje, que hemos querido destacar con una cita del escrito germano Goethe. En el nuevo film encontramos un estilo totalmente distinto, habría que entender que detrás de la propuesta se encuentran los productores de una buena parte del cine indie de los últimos años, de Juno o Young Adult (aunque sin la colaboración Jason Reitman y Diablo Cody). Juno narraba un proceso de madurez acelerado, mientras que Young Adult, recurría al proceso contrario, retratar la adolescencia perpetua a una generación incapaz de superar sus taras emocionales.

                           juno-1

En esta ocasión, "Las ventajas de ser un marginado" nos habla de un constante en el cine de institutos. Los personajes de esta película resultan ser extractos representativos de una generación de actores jóvenes en ascenso. Aunque algunos con carreras más afortunadas que otros, todo sea dicho de paso. 

-Bueno, tienen... ¿cómo los llamas? Un gusto adquirido. 

Entre los actores más afortunados está Ezra Miller, el coprotagonista de Tenemos que hablar de Kevin (We need to talk about Kevin) y Emma Wattson, compañera de correrías de Harry Potter. El menos interesante es Logan Lerman, precisamente el protagonista. En la película, recupera parte de la esencia de otros personajes célebres de instituo como aquel de Donnie Darko, el atormentado por una dolencia psicológica, interpretado por Jake Gyllenhaal.

-Salvaste a mi hermano, eso es lo que hicistes.

-Entonces, ¿no tienes miedo de mí?

-¡No!

              donnie_darko6

               Las ventajas de ser un marginado