20130108030324-moon-3.jpg

Hijo de David Bowie, aunque con el seudónimo de Duncan Jones, debutó con Moon, una interesante película que se inspiró en un tema de su padre, Space Oddity, en la cual el Mayor Tom termina flotando aislado entre las estrellas. Entre sus virtudes está el de crear un sólido y original proyecto, a través de una serie de referencias cinematográficas. Las que seguramente esté pensando; 2001, por ejemplo.

- El mes que viene es su cumpleaños y he pensado en comprarle una caja de juegos, para el jardín. Podemos elegirla juntos.

Para ser honestos, casi todas las películas de ciencia-ficción remiten -de una forma u otra- a 2001.

- Permítame decirle, señor Eibar, los ordenadores de la serie 9000 son los más perfectos que se construidos.

Pero en este debut se dan otras referencias del género, como Atmósfera 0, Naves misteriosas e incluso el Alien original. Se trata de una vuelta a los clásicos del género de los años 60 y 70, en lo que importaba realmente era la búsqueda del personaje como individuo.

- Sam Bell informando a la Central, todo marcha como es debido.Sam Bell es un astronauta que busca en la Luna los recursos suficientes para salvar la Tierra del problema energético.

- Loneil Industries es el proveedor único de energía limpia en todo el mundo, gracias al esfuerzo de personas como usted.

El personaje principal es el único presente en la estación lunar, con la compañía de Gerty (un ordenador), pero  cuando está a punto de regresar, tiene estrañas alucinaciones que no hacen otra cosa que esconder una terrible verdad.

-¿Por qué se me parece tanto?

              moon-title

                     moon3

Todos estas reflexiones -que aparecen como auténticos clichés del género- son recuperadas por Duncan Jones en su segunda película Código fuente, presentándonos lo que sería un ejercicio de estilo. Uno de los puntos en común de ambas películas es la estructura narrativa en las cuales el espectador va descubriendo el dónde estamos y el porqué, al mismo tiempo que nos muestra a sus personajes principales. Pero entonces, la trama pierde fuerza y entra más en las relaciones de los protagonistas. 

 - Han bloqueado la salida, ¿quién controla las cosechadoras?

- Las cosechadoras están bien, no les pasa nada. Pero hablar con un clon me resulta un poco complicado. 

- Yo no soy un clon, tú eres el clon.

En Moon, Duncan Jones nos mostraba a un astronauta, al servicio de una empresa minera en Luna, que terminaba descubriendo que en realidad era una réplica artificial de un auténtico astronauta. En Código fuente, el protagonista es un soldado caido combate que es recuperado como parte de un experimento antiterrorista. 

- Bienvenido de nuevo, capitán.

- ¿Dónde estoy?- Está en el código fuente. 

- ¿Qué es el "código fuente"?

- Cada segundo que malgastemos, explicándole cosas, pone en peligro a más civiles. 
El piloto de helicópteros Colter Stevens (Jake Gylenhaal) se despierta viajando en un tren camino a Chicago y a los ocho minutos el transporte estalla víctima de un ataque terrorista. Es entonces, cuando vuelve a despertar, con el objetivo de volver al mismo tren y evitar la bomba.
- ¿Se hace idea de la gente que moriría si hubiera una explosión en la ciudad?

- Nos queda muy poco tiempo, los relojes sólo se mueven en ese único sentido.
Si en Moon, encontramos a lo que parecen dos clones de un mismo personaje (Sam), en Código fuente el tema es el de los viajes en el tiempo, para cocluír ambas con una reflexión ética sobre el uso de la tecnología. Dos películas que recuperan el mejor espíritu de la ciencia-ficción como también serían dignas de Dimensión desconocida (The twilitgh zone), aquella mítica serie creada por Rod Serling. 

           sourcecodetrailer_1

                codigo_fuente_2011_12

             Código fuente Duncan Jones