20121130171110-lecouperet3.jpg

-En agradecimiento a su inquebrantable fidelidad a sus quince años con nosotros.

-En su "agradecimiento", me echaron a la calle, junto a otros 600 empleados. Reducción de plantilla ante la reestructuración.

Basada en la novela homónimna de Donald Westlaker, responde a las claves políticas de un cineasta pro-marxista, autor de films célebres como Estado de Sitio o Missing, más próxima a sus últimas películas, en donde sobresale el problema del desempleo y una crítica hacia nuestro sistema económico, como telón de fondo. Costa-Gavras reflexiona con Le couperet (conocida como Arcadia en España) sobre uno de los males cotidianos, contado en clave de cine negro. Bruno, el protagonista de esta historia, es un ejecutivo de una importante empresa papelera que es despedido tras de un proceso que nosotros conocemos como Ere (Expediente de Regulación de Empleo). En un mundo dominado por los recursos humanos, inquietan los diferentes eufemismos ocultos tras la denomianda "cuestión humana", tal y como lo plantea la película. En el film de Costa-Gavras, la "reestructuración" es el eufemismo usado para el "fin de contrato" de este personaje.

-Usted, Bruno, no me precupa, con su experiencia encontrará trabajo, es pan comido.

-Dos años y medio después seguía sin trabajo.

Al principicio acepta con un buen tono esta decisión dando por hecho que encontraría trabajo, pues cuenta con una suficiente experiencia y todavía era joven. Pero tras un tiempo, Bruno empieza a inquietarse, al darse cuenta que podría convertirse en un parado crónico y hacer peligrar el nivel de vida que gozaba su familia.

-Es una catástrofe, tendré que volver a empezar.

Una esperanza aparece de pronto, cuando Arcadia -la empresa que da título a la película- le selecciona entre un reducido número de candidatos para cubrir una vacante. La desesperación es lo que explica una decisión algo extrema, conocer a los candidatos y eliminar la competencia. "En estos momentos deseaba tener una luger".

-Puse un anuncio en inglés, francés y alemán. Disfruté como nunca leyendo los secretos de mis competidodores. Más de la mitad declaraban estar al servicio de unos accionistas, no se daban cuenta que esos mismos accionistas son el enemigo. Y todo para saciar un poco a la bestia voraz que siempre estaba con la boca abierta.

Interpreta al personaje de Bruno un actor francés, José García, -eso sí, de origen español, como descubrimos en su nombre-. Con este, Costa Gavras, repite el modelo empleado en Missing, al tratarse de un actor con una sólida carrera en la comedia como sucedía con Jack Lemmon, en el papel del padre dispuesto a todo por encontrar a su hijo en plena dictadura de Pinochet.

le-couperet

                  Le couperet 2

                            lecouperet 3