20120619093302-20120614010029-los-tres-mosqueterps.jpg

- ¿Puede el hombre pedir más ni el mundo ofrecer menos? ¿Quien quiere vivir hasta que la última botella esté vacía? Es lo del "todos para uno", Dartagnan, y lo de "uno para todos".

Los tres mosqueteros. George Sidney.

Desde que tengo uso de razón los espadachines que llenaron mi imaginario, todavía literario, eran los tres mosqueteros, Aramis, Athos y Portos, junto al famoso Dartagnan, formando parte de la guardia real de Luís XIII.  En mi niñez, la figura del espadachín era aquel noble caballero que defendía las causas justas, saliendo victorioso de todo tipo de aventuras gracias a su habilidad blandiendo un brillante acero, pero el personaje del espadachín existió en la realidad auque fuesen la literatura y el cine los medios que los convirtieran en universal. Hasta el siglo XV, siglo en el que aparecieron los primeros arcabuces, sería la espada el arma fundamental en el campo de batalla. Cuando dejó de ser un arma eficaz, sería parte de una disciplina con un sentido deportivo, la esgrima.

- Recordad esto, la espada es como un pajarillo, si la asís demasiado fuerte, la estrangulais; si la dejais demasaido fuerte, se escapa volando. Ahora bien, en esgrima toda la fuerza debe radicar en los dedos. Nunca en la muñeca.

El citado George Sidney se especializó en este género de la capa y espada con el otro clásico, titulado Scaramuche. En plena Revolución Francesa, André Moró se esconde bajo la máscara de un payaso en la escena teatral, tanto en una versión muda como en la dirigida por Sidney que recoge el mejor duelo a espada de la historia del cine. 

- ¡Hoy habéis dado vuestra última representación!

Desde entonces, el séptimo arte ha hecho gala de todo tipo de personajes que han defendido las causas nobles o sus propios destinos, blandiendo una espada. Sería el arma idónea para determinar la vida o la muerte, e incluso la defensa del honor del caballero, en películas como Los duelistas (Ridley Scott) o Barry Lyndon (Stanley Kubrick). Pero también la piratería se ha servido de la espada en sus abordajes, como haría Jack Sparrow el particular pirata interpretado por Johnny Depp, en La maldición de la perla negra

- Muchacho, ¿crees que es acertado hacer batalla a un pirata?

Encontramos a los personajes de El prisionera de Zenda, quien en el imaginario país de Ruritania defendía con su florín a su rey en la víspera de su coronación; o al no menos célebre personaje de Cyrano de Bergerac, inmortalizado por Gerard Depardieu, en su versión más conocida. 

- Ágil como el dragón, como Scaramuche ligero, os prevengo mi bribón que al finalizar os hiero.

                    cirano de Bergerac

En otras muchas películas la espada ha sido el arma idónea capaz de determinar el curso de una batalla o el combate de un héroe, pero no se trata de una "espada elegante", como el florete sino una más burda en el género de la "espada y la brujería". Uno de los personajes más emblemáticos es Conan, maestro en la llamada "disciplina del acero". Hasta llegar a nuestra época y encontrarnos con grandes duelos a espada. Sobresale la esgrima como deporte y la historia que nació de un relato de Pérez Reverte, "El maestro de esgrima", sin embargo, volvemos a Hollywood para cerrar nuestro reportaje con otra historia épica, la de Los inmortales, que nos trasladaba de las tierras altas de Escocia en plena Edad Media al Nueva York de nuestros días con ese personaje interpretado por Christopher Lambert y un inolvidable tema musical, a cargo de la banda Queen.

- Contigo se ha cerrado el número de los elegidos, debes estar preparado para cuando llegue el duelo final.- ¿Qué duelo?- A partir de ahora empezaremos a sentir una atracción irresistible de enfrentarnos entre nosotros, hasta que sólo quede uno.

                        Los inmortales