20120529233945-rec3-poster.jpg

-¿No os habéis enterado de nada?, pues vais a flipar.

El trailer nos dejaba con la miel en los labios a todos aquellos que no pudimos asistir a la premier en Francia ni a su paso por el festival South by Southwest de Austin (EEUU), ("nuestro París-Texas", como bromeaba el director).

 Rec 3 comienza con una boda y con un estilo que recuerda a la cámara subjetiva de las películas anteriores. Es un guiño a las cámaras que llevamos y con las que queremos dejar para el recuerdo hasta el más mínimo detalle. Pero también es parte de la normalidad que se tuerce en una violencia atávica, propia del género. Un momento así no lo fastidia ni siquiera unos zombies y no me refiero con esto a unos cuantes familiares con unas copas de más.

                     rec3

Esta caótica boda es el origen de Rec, la esperada tercera  parte de la saga. Así que abténgansen los más escrupulosos. Rec 3 promete una ración doble de sangre y vísceras. Paco Plaza y su guionista Luiso Berdejo (quién ya escribió la primera entrega de la saga) organizan un evento de altura, llena de miembros cercenados, gritos y una sierra eléctrica con la que se arma la heroína de la película. Clara (Leticia Dolera) pretende reunirse con su marido y hacer frente a quienes le han arruinado el mejor día de su vida: "¡Hoy es mi día, hoy es mi día!". 

- Aún no, aún no puede estar pasando. 

- ¿El qué?

- El Génesis. Los ángeles abandonaron su propia morada, donde el Señor los guardó en prisiones eternas en donde soportarán el castigo divino y no podrán regresar hasta el Juicio Final.  Es una vuelta al foco de la infección, como nos dice el título añadido de Génesis.

 

Génesis, porque se sitúa al principio de la historia, pero también porque desde la primera parte de la saga de Rec han jugado con la iconografía religiosa.

-¡La jodimos, este es un cura!

El propio Paco Plaza comentaba que la saga de Rec se inivió con ninguna intención de continiudad, sino como experimento entre amigos.  "Rec es una película de horror pura, con Rec 2 intentamos girar a elementos de acción, un poquito más de comedia. Lo que queríamos, sobre todo, cuando ya vimos que iba haber cuatro películas, es distinguirlas claramente las cuatro".

-Vamos a grabar un poquito a mi primo Koldo, que está un poquito nervioso. 

Como un video doméstico se tratase, la primera parte se sigue a través de las cámaras de los invitados. La historia da un giro complentamente con respecto a las dos películas anteriores, abandona el carácter claustrofóbico del edificio barcelonés, para mostrarnos el nuevo escenario de esta tercera entrega. Eso sí, continúan algunas señas de siempre, como la "Niña de Madeiros" y el cierto contexto de fanatismo religioso.  

Pero, al mismo tiempo, Rec 3: Génesis, supone una ruptura argumental y estética. "Si el primer filme rompía las normas del género, esta se carga las de la saga", decía Paco Plaza en una entrevista. "Queríamos que el cambio se notara muchísimo". De ahí la elección del formato panorámico, la iluminación e incluso de la presencia del travelling y de la grúa. Es en la segunda parte de la película, con las cámaras domésticas rotas, cuando la acción cobra protagonismo con una demencia de parientes, la presencia de los zombies y de mucho humor negro. Una de las ideas más interesantes de esta nueva propuesta de Paco Plaza es que las violentas criaturas no son seres abstractas o vecinos de un inmueble, sino que son parientes y amigos. 

-¡Son la familia, son la familia!

-Ya no, ya no.