De la historia sobre este mítico personaje y su no menos célebre espada, se han rodado películas como el musical Camelot, la versión de la Metro (de Richard Thorpe) o la aventurera y romántica Él último caballero (con Sean Connery, en el papel del Rey Arturo). Pero es esta de J. Boorman la más completa y la que cierra el ciclo, como si de una Summa se tratase, desde que la espada fue arrancada de la piedra hasta que fue arrojada al lago.

-No pude hacerlo, Excalibur no se perderá.

-Haz lo que te mando. Volverá un rey y Excalibur resurgirá entre las aguas.

Es una aproximación de los mitos artúricos llevada a cabo por el irregular cineasta John Boorman, que la dirigió después de renunciar a su proyecto de llevar a la gran pantalla  “El señor de los Anillos”. Película que se apoya en la adaptación que Rospo Pallenberg hizo de la obra La muerte de Arturo, escrita por Sir Thomas Malory. Al final nos contaba una historia sobradamente conocida, la del Rey Arturo y sus caballeros de la Mesa Redonda, Camelot y la espada Excalibur. 

-Admirad la espada del poder, Excalibur.

Los acompaña todos los protagonistas, con las hazañas que todos sabemos y la importancia de la magia, que cobra protagonismo gracias al personaje de Merlín.

-Tu lujuria te hará volar y flotarás sobre el aliento del dragón. ¡Cabalga, cabalga!

Todo ello está contado primero, desde la mirada escéptica de Merlín (interpretado por Nicol Williamson).

                     excalibur_2

-En el nombre de Dios, San Miguel y San Jorge, te concedo el derecho a llevar armas y el poder de impartir justicia. 

-Es un deber que cumpliré solemnemente, como caballero y como rey. 

Sin embargo, el gran protagonista sería el rey Arturo, el eje centro del mito artúrico. Eso sí, no podemos olvidar de otros personajes como Perceval (Paul Geoffrey), vinculado con la búsqueda del Grial y la desaparición de Excalibur. 

                   6443-5871

Pero Excalibur no sólo de “espadas y brujería”, sino mucho más, sobre los dioses y la llegada del hombre, sobre el amor y la fe. 

-Un dios único viene a acabar con los muchos dioses. Llegó la hora del hombre y sus costumbres.                

                     excalibur-9

De su reparto, merecería la pena citar que ninguno de los actores eran conocidos, ni Nigel Terry ni Nicol Williamson, pero encontramos otros actores que se harían conocidísimos con el tiempo. Este es el caso de Liam Neeson (en el papel secundario de Sir Gawain) o de Helen Mirren (en el importante rol de Morgana).

                                     

Una película con muchísimos encantos, considerada épica –antes de que ese término lo relacionásemos con la saga de El Señor de los Anillos- que aprovechó la belleza de los paisajes naturales de Irlanda, donde se rodó, o la música de Trevor Jones, quién no hizo otra cosa que recordarnos unos temas clásicos y universales. El mejor acompañamiento para momentos claves del filme,  como el Carmina Burana o diferentes composiciones de Richard Wagner.

                          

Entre las curiosidades destacamos la presencia de los hijos del director, en los papeles de Arturo joven o el hijo de Morgana. O las impresionantes localizaciones en Irlanda, cerca del condado de Wicklow. Algunos de estos lugares son el castillo de Cahir, la cascada Powerscourt (donde Arturo se enfrenta a Lancelot), y el Parque Nacional Montañas de Wicklow, en el que se encuentra el Lago Tay (de donde surge la espada Excalibur).