20110128024553-imagen-paranormal-activity.jpg

- Voy a grabar para ver lo que pasa, espero que cuando lo pillemos con la cámara sepamos lo que sucede. Y entonces, actuaremos en consecuencia.

 Los protagonistas de la película, instalan en su casa una cámara doméstica para poder recoger todo tipo de fenómenos extraños. Se ha convertido en una de las películas más rentables del séptimo arte. Al director de Paranormal Activity le bastó mil quinientos dólares y una cámara doméstica, para rodar una de las torpezas del año, una película casi experimental,  que, sin embargo, consigue recaudaciones millonarias en taquilla.

  - Se inició cuando yo tenía ocho años y últimamente todo ha empezado otra vez.

- Voy a grabar para ver lo que pasa, espero que cuando lo pillemos con la cámara sepamos lo que sucede. Y entonces, actuaremos en consecuencia.

 Paranormal activity parece ser uno de los montajes de los videos grabados por una pareja de desaparecidos en extrañas circunstancias.

 - Quiero irme, no puedo quedarme, no puedo quedarme aquí.

 Katie y Micoh es una joven pareja de San Diego que se mudan a una nueva casa en las afuera, allí su felicidad empieza a verse perturbada por la presencia de un fantasma. Una presencia maligna que se manifiesta especialmente activa por las noches cuando la pareja está durmiendo, este ente parece muy preocupada por Kate, una estudiante que durante toda su vida se ha sentido poseída. Su novio, corredor de bolsa, se obsesiona con descubrir a fondo el fenómeno y amante de las nuevas tecnologías, compra una cámara de video de alta definición que colocará a los pies de la cama, consiguiendo así un escenario íntimo, para saber qué pasa realmente. Compra una cámara digital con la intención de grabar la actividad paranormal que su novia dice que sufre a su alrededor desde su infancia. Esto irrita al espíritu que vuelve de manera más frecuente y más activo. Y como suele ocurrir, eso de grabar cosas paranormales empieza como un juego y se va convirtiendo una pesadilla. De hecho, Paranormal activity parece ser uno de los montajes de los videos grabados por una pareja de desaparecidos en extrañas circunstancias.

 - Sí, estoy viendo las imágenes de anoche. Ven, mira esto, fue a los dos y media de la madrugada. Las puertas…

- Espera un momento.

- Las puertas y ventanas de toda la casa están cerradas, las flores no se mueven pero la maldita puerta se mueve sola. Y no se ha acabado, mira esto, se mueve otra vez.

 Más allá de la estética de Youtube y de su condición de película baratísima que llega a todo el mundo, destaca porque sabe transfigurar el miedo para que resulte realista y cotidiano, sin recurrir a efectos especiales o la hemoglobina, derrochada por los cuatro costados. Con esta, debuta en el cine el programador de videojuegos, Oren Peli, que desarrolla una minimalista puesta de escena terrorífica, al estilo de El proyecto de la bruja de Blair, pero urbano y tratado con mucha más naturalidad.

 Lo mejor de la película es que en una época en donde el denominado “torture porn” domina el género, sabe inquietar mediante la contención. Demuestra que ningún efecto especial consigue trasmitir el miedo como el inesperado ruido de madrugada o la luz que se enciende, al fondo, en el pasillo. Se logra una frescura actoral, una angustiosa planificación y la hábil dosificación de la intriga que sumerge al espectador en la claustrofóbica atmósfera del filme, sin olvidar su escasa identidad narrativa y sus convencionalismos, por ejemplo, al tratar el sexo.

 - ¿Me haces un striptease?

- No y mucho menos grabado.

 Sin embargo, no es una gran película ni resulta original, pues su propuesta es tan manida como vieja. Las situaciones de terror terminan perdiendo credibilidad por esos sustos de manual y algunos insertos que pierden en el conjunto (esa escena del exorcismo), dirigiendo la historia un desmedido tramo final.  Por lo que si sorprende es cómo una película tan mala y con tan pocos recursos pueda llenar las salas del cine, mientras que las grandes producciones son carne de piratería.

- ¿Crees que podrías atraer de nuevo al fantasma?

- ¿Qué si puedo qué?

- Si puedes atraer al fantasma, así tendríamos más imágenes interesantes.

- Me da mala espina, yo lo que quiero es que se largue.